¿Qué es y en qué consistirá el tercer grado penitenciario de Iñaki Urdangarín?

Iñaki Urdangarin sale del Centro Hogar Don Orione tras realizar su voluntariado, en Pozuelo de Alarcón (Madrir), a 06 de marzo de 2020.
Iñaki Urdangarin sale del Centro Hogar Don Orione tras realizar su voluntariado.
Óscar Ortiz - Europa Press

El pasado mes de julio, la Junta de Tratamiento de la cárcel de Brieva (Ávila), donde se encuentra cumpliendo condena Iñaki Urdangarin por el caso Nóos, propuso concederle a este el tercer grado. Sin embargo, la decisión final, que correspondía a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, rechazó conceder régimen abierto a Urdangarin.

Ahora, el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria 1 de Castilla y León ha estimado el recurso interpuesto por Iñaki Urdangarín en el que solicita su clasificación en tercer grado frente al acuerdo de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que acordaba el mantenimiento en segundo grado.

¿Qué es el tercer grado?

Cuando un preso entra en una cárcel, este es clasificado según un grado. el primer grado corresponde con un régimen en el que las medidas de control son más estricticas. El segundo, es el que corresponde con el régimen ordinario y, por último, el tercer grado corresponde con el régimen abierto. 

De este modo, el tercer grado es, según el Real Decreto 190/1996, de 9 de febrero, sobre el Reglamento Penitenciario, la clasificación que se aplica a los internos que "por sus circunstancias personales y penitenciarias" están "capacitados para llevar a cabo un régimen de vida en semilibertad". 

Para poder decidir en qué grado se clasifica a un determinado preso, las Juntas de Tratamiento ponderan "la personalidad y el historial individual, familiar, social y delictivo del interno, la duración de las penas, el medio social al que retorne el recluso y los recursos, facilidades y dificultades existentes en cada caso y momento para el buen éxito del tratamiento". 

El régimen abierto de las prisiones tiene como objetivo potenciar las capacidades de inserción social que presentan los penados clasificados en tercer grado, realizando las tareas para favorecer su incorporación progresiva al medio social.

De este modo, el tercer grado se caracteriza por la ausencia de controles estrictos de seguridad, dando un mayor margen de confianza al preso.  Además, las personas en tercer grado deben pasar 8 horas al día, como mínimo, dentro del centro plenipotenciario. El resto del día, pueden salir para trabajar, formarse, realizar actividades familiares...  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento