Katrina se ceba con los más necesitados

El huracán Katrina, uno de los peores desastres naturales en la historia de Estados Unidos, se ha cebado en sus regiones más depauperadas y especialmente entre las personas más desprotegidas del sur del país.
Dos de los afectados por el huracán en Nueva Orleans (Efe).
Dos de los afectados por el huracán en Nueva Orleans (Efe).
EFE

En Nueva Orleans, la región metropolitana de más de 1,3 millones de habitantes -de los que 420.000 se encuentran en el límite oficial de la pobreza- los barrios más golpeados han sido precisamente los más modestos.

La inmensa mayoría de las 10.000 personas que buscaron refugio en el estadio Superdome de Nueva Orleans antes de la llegada de la tormenta son residentes de escasos recursos económicos que no pudieron salir de la ciudad al no poseer vehículos propios.

Otros que decidieron quedarse en sus viviendas -tanto para proteger sus propiedades o por falta de recursos para acudir a los refugios- están sufriendo las consecuencias de las crecientes aguas que, según el alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, el martes ya inundaban el 80 por ciento de la ciudad.

El agrietamiento de los diques que protegen la mayor ciudad de Luisiana está permitiendo la entrada de las aguas del lago Pontchartrain, inundando varios barrios obreros del norte de Nueva Orleans donde la mayoría de las viviendas son casas de una sola planta e incluso tráiler.

No sabemos cuántas personas han muerto, porque nos concentramos en rescatar a los que han sobrevivido
La gobernadora de Luisiana, Kathleen Blanco, admitía la impotencia de las autoridades para estimar el número de muertos causados por
Katrina y las inundaciones posteriores. "Mucha gente ha perdido sus vidas y seguimos sin tener ni idea de cuántas porque seguimos concentrados en rescatar aquellos que han sobrevivido", señaló en una conferencia de prensa en Baton Rouge, la capital de Luisiana.

De igual manera, muchos se preguntan cuál será el futuro inmediato de miles de habitantes de estados donde el índice de pobreza supera ampliamente la media de los Estados Unidos.

Dos estados con mucha pobreza

Precisamente el martes, la Oficina del Censo del país dio a conocer las últimas estadísticas sobre pobreza e informó de que por cuarto año consecutivo había aumentado el número de personas por debajo del nivel de pobreza.

Con las últimas cifras, el porcentaje de pobreza en Estados Unidos se situó el año pasado en el 12,6% pero en Luisiana el porcentaje llegaba hasta el 16,8% y en Misisipi se colocaba en el 17,3%.

Todo lo que he encontrado de mis pertenencias ha sido un zapato. No queda nada

Ahora muchas de estas personas han perdido sus escasas posesiones, desde viviendas hasta electrodomésticos y ropas. "Todo lo que he encontrado de mis pertenencias ha sido un zapato. No queda nada", señaló a la cadena de televisión CNN Suzanne Rodgers, una residente de Biloxi (Misisipi).

Ante la previsible demanda de servicios en los próximos días, bancos de alimentos de estados como Nuevo México, Rhode Island y Carolina del Norte ya han empezado a enviar alimentos para cubrir las necesidades más perentorias.

En condiciones normales, el Banco de Alimentos de Luisiana Central -organización sin fines de lucro que distribuye alimentos de forma gratuita entre las familias pobres- proporciona asistencia a unas 165.000 personas, muchos de ellos niños.

En Luisiana, aproximadamente el 26% de los niños del Estado vive en familias cuyos ingresos están por debajo del nivel de pobreza. El presidente de America's Second Harvest -la red nacional de bancos de alimentos-, Robert Forney, señaló hoy que "los bancos de alimentos afectados por el huracán estarán involucrados en los esfuerzos de auxilio durante los próximos meses".

NOTICIAS RELACIONADAS:

Mostrar comentarios

Códigos Descuento