'Lazos de sangre' rescata la triste premonición de Concha Márquez Piquer sobre su hija Coral

  • La cantante intuyó que la joven moriría en Estados Unidos. 
  • ​Al igual que su madre y su abuela, Coral era cantante, pero de rock melódico. 
Boris Izaguirre y José Manuel Parada, en 'Lazos de sangre'.
Boris Izaguirre y José Manuel Parada, en 'Lazos de sangre'.
TVE

La familia Piquer protagonizó la última entrega de Lazos de sangre, el programa presentado por Boris Izaguirre en La 1. Aunque quienes tuvieron más peso en el formato fueron Doña Concha Piquer y su hija, Concha Márquez Piquer, también hubo espacio para las hijas de esta última.

Así, tanto Concha Romero como Iris Oliveros aporon sus testimonios al reportaje para ayudar a perfilar la parte más personal de las dos artistas. Uno de los momentos más duros a repasar fue la muerte de Coral Romero Márquez.

La hija de la cantante Concha Márquez Piquer y el torero Curro Romero falleció de la manera más repentina en un accidente de tráfico en Tennessee (EE.UU), lugar al que se había trasladado para perfeccionar su inglés y producir canciones en dicho idioma, pues se trataba de la vocalista del grupo Avenida de Pasión.

Uno de los detalles más perturbadores de la tragedia es que la madre de la joven, Concha Márquez, se anticipó al suceso, según rescató el programa. Antes de que se fuera, Márquez le suplicó a su hija que suspendiera el viaje, pues sentía que, en caso de que se fuera, no se vería nunca más.

La periodista Nieves Herrero añadió que, en una entrevista con Márquez, esta reveló que, en el momento en que su hija falleció, ella comenzó a llorar desconsoladamente sin saber el motivo mientras comía. Tanto es así que, además, tuvo que retirarse.

Después, un hombre llegó a su casa y, sin miramientos, Piquer le dijo "vienes a decirme que ha muerto mi hija", y así fue. Ramiro Oliveros, el segundo marido de Concha y la persona con la que esta sigue compartiendo sus días, añadió que, en ese momento, Márquez Piquer dijo: "Dios, si crees que por esto voy a dejar de creer en ti, lo llevas claro. Pero no te entiendo" y que, seguidamente, "se rompió".

El programa también emitió unas duras imágenes del entierro de Coral en la que la familia aguardaba mientras los sepultureros tenían problemas con el féretro de la joven por ser demasiado grande. En ese momento, Concha Márquez Piquer comenzó a increpar a los periodistas allí presentes, llamándoles "cuervos".

Pero en el coloquio de Lazos de sangre todos los invitados coincidieron en que, por la situación tan horrible que estaba pasando, se le perdonaba todo. Además, Encarnita Polo quiso puntualizar que, entre la muerte de la joven y su entierro pasó mucho tiempo, y que en esos días salieron en los medios informaciones muy desagradables sobre el asunto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento