Modifican el famoso perro-robot Spot para que pueda revisar pacientes, evitando el contacto a los sanitarios

El robot puede tomar las medidas de los signos vitales de los pacientes.
El robot puede tomar las medidas de los signos vitales de los pacientes.
MIT News

Según datos de la última semana, los profesionales sanitarios españoles contagiados superan los 55.800. Si bien algunos informes recientes indican que España es el país en el que más casos hay entre el personal sanitario -el 20% de los positivos pertenece a este colectivo, frente al 10% de Italia o el 3% de Estados Unidos-, lo cierto es que se encuentran en una situación de riesgo

Para tratar de atajar este problema, investigadores del MIT y del Brigham and Women's Hospital han ideado una innovadora solución: implementar el famoso perro-robot de Boston Dynamics con un sistema que le permita medir la temperatura de la piel, la frecuencia respiratoria, la frecuencia del pulso y la saturación de oxígeno en sangre desde una distancia de 2 metros.

Para ello, han colocado en Spot cuatro cámaras para permitir el monitoreo sin contacto de los signos vitales: una cámara de infrarrojos más tres cámaras monocromas que filtran diferentes longitudes de onda de luz. 

“Los investigadores desarrollaron algoritmos que les permiten usar la cámara infrarroja para medir tanto la temperatura elevada de la piel como la frecuencia respiratoria. Para la temperatura corporal, la cámara mide la temperatura de la piel en la cara y el algoritmo correlaciona esa temperatura con la temperatura corporal central. El algoritmo también tiene en cuenta la temperatura ambiente y la distancia entre la cámara y el paciente, por lo que las mediciones se pueden tomar desde diferentes distancias, en diferentes condiciones climáticas y aún así ser precisas”, dicen desde MIT News.

Para calcular la frecuencia respiratoria del paciente se controla su ritmo: “A medida que inhala y exhala con una máscara, su respiración cambia la temperatura de la máscara. La medición de este cambio de temperatura permite a los investigadores calcular la rapidez con la que respira el paciente”.

Las tres cámaras monocromáticas filtran cada una una longitud de onda de luz diferente: 670, 810 y 880 nanómetros. Estas longitudes de onda permiten a los investigadores medir los ligeros cambios de color que se producen cuando la hemoglobina de las células sanguíneas se une al oxígeno y fluye a través de los vasos sanguíneos. El algoritmo de los investigadores utiliza estas medidas para calcular tanto la frecuencia del pulso como la saturación de oxígeno en sangre.

“Realmente no desarrollamos nueva tecnología para hacer las mediciones”, dice uno de los investigadores principales. “Lo que hicimos fue integrarlos juntos de manera muy específica para analizar diferentes signos vitales al mismo tiempo”.

Los trabajadores sanitarios pueden maniobrar el robot hasta donde estén sentados los pacientes utilizando un controlador remoto, de manera que minimizan su exposición a pacientes potencialmente infecciosos. Además Spot también puede llevar una tablet para que los profesionales puedan preguntar a los pacientes sobre sus síntomas sin estar en la misma habitación.

Si bien a corto plazo los investigadores planean centrarse en su aplicación para el triaje, a largo plazo prevén que los robots podrían llevarse a las habitaciones y funcionar como método de revisión de pacientes.

Apúntate a nuestra newsletter y recibe en tu correo las últimas noticias sobre tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento