La masacre del 'Charlie Hebdo': arranca el juicio 5 años después y la revista vuelve a publicar la viñeta de Mahoma

Un hombre sostiene una publicación del semanario satírico 'Charlie Hebdo' tras el atentado.
Un hombre sostiene una publicación del semanario satírico 'Charlie Hebdo' tras el atentado.
Ian Langsdon / EFE

Los hermanos Saïd y Chérif Kouachi entraron en la sede parisina del semanario satírico 'Charlie Hebdo' el 7 de enero de 2015 disparando armas automáticas y matando a doce personas. Los atacantes tenían relación con redes yihadistas y perpetraron el atentado cumpliendo las amenazas que llevaban años lanzando a los periodistas por la publicación en el medio de viñetas humorísticas sobre Mahoma. Cinco años después del ataque, Francia abre este miércoles un proceso histórico para juzgar a los supuestos cómplices de los terroristas.

El 'Charlie Hebdo' ha decidido volver a publicar mañana miércoles las caricaturas de Mahoma que le hicieron comenzar a recibir amenazas yihadistas en 2006, coincidiendo así la publicación con el inicio del juicio. "Todo para esto", es el lema que llevará en portada este número especial de los juicios, con un montaje que incluye todas los dibujos de aquella polémica edición. La redacción explica en su interior que desde 2015 les han pedido a menudo que incluyan nuevas caricaturas de Mahoma y siempre se han negado.

El tiroteo en la redacción hace cinco años acabó con la vida de doce personas, entre ellas ocho periodistas, un visitante que estaba en la sede del semanario, dos policías y una última en el exterior del edificio, además de once heridos. Uno de esos fallecidos fue el periodista, dibujante y director de 'Charlie Hebdo', Stéphane Charbonnier "Charb", y también el muy conocido caricaturista Jean Cabut "Cabu".

Los terroristas huyeron e intercambiaron disparos con varias patrullas de policía en la calle. Se les buscó por toda la ciudad y finalmente fueron abatidos en una imprenta en las afueras de París, donde intentaban esconderse. El presidente francés en el cargo en aquel momento, François Hollande, escribió en su cuenta de Twitter que ningún "acto de barbarie apagará la libertad de prensa".

El ataque suscitó una enorme conmoción a nivel mundial y la especial empatía de la comunidad periodística y de las ciencias de la información. Fue considerada una ofensa hacia la libertad de expresión ya que el semanario llevaba recibiendo amenazas y ataques desde que en 2006 publicó caricaturas de Mahoma. 

'Je suis Charlie'

El movimiento 'Je suis Charlie' ("Yo soy Charlie") surgió desde Francia y se proyectó a nivel internacional como una ola de solidaridad con los fallecidos y la libertad de expresión. El día del ataque y los posteriores miles de personas salieron a la calle en la emblemática plaza parisina de la República en un silencio absoluto para mostrar su repudia por la masacre terrorista perpetrada en la sede del semanario.

Los manifestantes portaban carteles con el lema 'Je suis Charlie' y las concentraciones se repitieron en Toulouse, Pau o Marsella, Lyon o Nantes, así como en Madrid, Berlín, Barcelona o Londres. En la capital española, más de 300 personas se reunieron en las puertas de la embajada francesa, entre ellas numerosos periodistas y dirigentes políticos, al grito de "¡Libertad de expresión!".

El impacto mundial fue realmente impresionante hasta el punto de que la popular serie de televisión animada 'Los Simpson' rindió homenaje a las víctimas del ataque. El episodio, titulado El nuevo amigo de Bart, fue escrito por Judd Apatow, y al final del mismo, Maggie Simpson emula el cartel del musical 'Los Miserables', con los colores de Francia de fondo y la frase 'Je suis Charlie' en la bandera que sostiene.

"Todo perdonado"

El semanario lanzó en su siguiente número tras el ataque una portada con una caricatura de Mahoma en la que el profeta sostiene un cartel en el que se lee 'Yo soy Charlie'. La imagen, filtrada en las redes sociales y firmada por el dibujante Luz, muestra a Mahoma con el semblante triste y una lágrima en su ojo izquierdo, bajo la frase "Tout est pardonné" (Todo perdonado). 

Charlie Hebdo solía poner a la venta 60.000 ejemplares, cifra que fue multiplicada hasta los tres millones para responder al interés y la avalancha de peticiones recibidas tanto en Francia como en el extranjero. "Nunca vamos a ceder. Si no, nada de esto tendría sentido", apuntó el abogado y colaborador de 'Charlie Hebdo'.

El juicio, cinco años después

El juicio a las personas supuestamente relacionadas con el atentado al semanario y el ataque al supermercado judío sucedido días después en París a manos de Amedy Coulibaly, que terminó con su muerte y la de cuatro rehenes, comenzará este miércoles y finalizará el 10 de noviembre. Hasta entonces, serán 49 días de audiencias, con 94 abogados, 144 testigos, 90 medios acreditados y 200 partes constituidas como acusación particular. 

En total hay 14 acusados: diez en detención provisional, uno en libertad bajo control judicial y otros tres, incluida la pareja de Coulibaly, Hayat Boumeddiene, en orden de busca y captura, con penas que van desde la cadena perpetua hasta los 10 y 20 años de cárcel. La Justicia los acusa de participación en una organización terrorista criminal y de distinto grado de complicidad, ya sea en el suministro de apoyo logístico, financiero o material, como armas o vehículos.

Entre esos letrados estará Richard Malka, abogado de "Charlie Hebdo", que defenderá los intereses de su editora, Les Éditions Rotative, y que este agosto indicó en el semanario "Le Point" que su clienta será "la libertad". De forma excepcional y por su interés, el juicio será filmado, aunque las imágenes no se retransmitirán en directo, sino que serán conservadas por los Archivos Nacionales. En 35 años será el décimo segundo que se graba en Francia y el primero en materia de terrorismo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento