Francisco Serrano deja Vox y la política: "No merece la pena aguantar la persecución y la presión"

El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el líder del partido en Andalucía, Francisco Serrano.
El presidente de Vox, Santiago Abascal, y el líder del partido en Andalucía, Francisco Serrano.
EFE

El que fuera presidente del Grupo Parlamentario de Vox, Francisco Serrano, ha decido abandonar su escaño en la Cámara autonómica, donde en este momento se encontraba como diputado no adscrito tras dejar la formación por la que concurrió como candidato a la Presidencia de la Junta en las elecciones autonómicas de 2018. Serrano ha criticado los "ataques" que ha recibido Vox desde su "éxito electoral" en esos comicios.

Así se ha pronunciado Serrano en un escrito que ha hecho público en su cuenta en Twitter tras personarse este martes en el Parlamento para hacer oficial su renuncia al escaño. "Comunico que, en el día de hoy, renuncio a mi acta de diputado, al sueldo, emolumentos y demás prerrogativas inherentes al cargo, incluido el aforamiento, con el fin de poder defenderme como cualquier ciudadano ante un juzgado ordinario. Estoy cansado de tanta persecución mediática y política, incluida la del que había sido mi partido", reza el documento.

Añade que, desde ciertos sectores de Vox, partido por el que lo dio "todo", se ha visto "atacado con tal de recuperar un acta y escaño que conseguí con esfuerzo y entrega a la esperanza, principios y valores que representaba Vox, contribuyendo, activamente, al resultado inesperado en las elecciones de 2018". "A cambio, sólo obtuve ingratitud, desdén y desprecio desde el primer momento, desde el día siguiente al del éxito electoral", apunta.

Para Serrano, unos "arriesgan, lo dan todo para defender ideales y conquistan fortalezas a costa de desangrarse, y, otros, recibiendo trato de favor y sin arriesgar nada, se aprovechan de las conquistas y brechas abiertas por los primeros en murallas, antes inexpugnables".

Vida política de Francisco Serrano

Francisco Serrano Castro fue portavoz y luego presidente del grupo parlamentario de Vox en Andalucía. Decidió dejar Vox para pasar a diputado no adscrito a principios de julio, después de que la Fiscalía Superior de Andalucía informase de que había interpuesto una querella ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra él al atisbar indicios de un presunto delito de fraude de subvenciones con relación a la ayuda estatal recibida en 2016 por la sociedad limitada Bio Wood Niebla, de la que el exdiputado de Vox era socio.

El origen de la denuncia data del 10 de octubre, cuando la asociación de consumidores Facua informó de que Hacienda había reclamado la devolución de 2,5 millones de euros de ayuda pública que recibió Biowood Niebla, una sociedad fundada por Serrano, para ejecutar un proyecto que al final no se llevó a cabo.

Por su parte, Serrano declaró en aquel momento no tener preocupaciones morales acerca del asunto. "Tengo la conciencia muy tranquila. No he visto ni un solo euro del crédito que se solicitó y mucho menos tengo responsabilidad alguna con que no haya sido devuelto en los plazos marcados", comentó.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento