Los presos del PDeCAT también rompen el carné del partido y dejan a Bonvehí sin los grandes referentes políticos

Imágenes de los exconsellers Jordi Turull, Quim Forn, Josep Rull y Lluís Puig en una asamblea del PDeCAT del 2018.
Imágenes de los exconsellers Jordi Turull, Quim Forn, Josep Rull y Lluís Puig en una asamblea del PDeCAT del 2018.
ACN

Los presos del PDeCAT también han roto el carné del partido. Jordi Turull lo ha anunciado este lunes por Twitter, y Josep Rull y Quim Forn lo harán en las próximas horas, tal como han confirmado a la ACN fuentes de JxCat, y dejan así a David Bonvehí sin los grandes referentes del PDeCAT. 

Los tres ex consellers, encarcelados en Lledoners, han seguido los pasos de Carles Puigdemont y de los consllers Damià Calvet, Meritxell Budó, Jordi Puigneró y Miquel Buch. La mayoría de asociados del PDeCAT del grupo parlamentario de JxCat también se han dado de baja, y dejando solo Marc Solsona i Lluís Font -miembros de la dirección-. Se consuma así la ruptura entre JxCat y lo PDeCAT, hecho que acerca el partido de Bonvehí a presentarse en solitario a las elecciones.

Turull ha explicado por Twitter que ha dado a conocer su decisión a Bonvehí. "Cómo dice Puigdemont, trabajaremos para mantener una relación cordial entre las dos formaciones". El ex conseller forma parte de la dirección de JxCat como vicepresidente. Dirigente histórico de CDC y uno de los impulsores del PDeCAT, fue portavoz de JxSí hasta que el entonces presidente Puigdemont lo nombró conseller de la Presidencia y portavoz del Govern antes del 1-O.

Fuentes conocedoras de las negociaciones entre JxCat y PDeCAT afirman que Rull ha sido uno de los que más ha intentado la unión entre las dos formaciones, para evitar una ruptura ahora ya insalvable. El ex conseller de Territorio aseguró a finales de julio que haría "todo el posible" para que "nadie" tuviera que romper el carné del PDeCAT para entrar en JxCat. Un mes después, no obstante, él mismo lo ha tenido que hacer.

Turull, Rull y Forn ya hicieron una propuesta el 26 de junio -con el ex conseller Lluís Puig, que también se ha dado de baja del PDeCAT- para que el partido debatiera si se mantenía o se disolvía dentro de JxCat. La dirección, donde Bonvehí tiene mayoría, lo rechazó. Los cuatro ex consellers veían la fórmula de la coalición que proponía el presidente del partido como la "peor forma" que podría adoptar el nuevo espacio. Finalmente, JxCat se constituyó como partido justo un mes después.

El PDeCAT se ha quedado hoy sin Puigdemont, cuatro consellers -todos los del espacio menos Àngels Chacón, que suena como candidata del partido-, gran parte de los miembros del grupo parlamentario, y todo apunta que también sin sus tres presos. Turull, Rull y Forn eran los grandes pilares que le quedaban al partido. Con estas bajas -más de 800 según la dirección-, el PDeCAT y JxCat rompen totalmente las relaciones. El partido de Bonvehí prepara ya la maquinaria para presentarse en solitario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento