David Irving llega a Barcelona para cuestionar que Hitler exterminase judíos

Foto de archivo del historiador David Irving (d) durante su llegada a un juzgado austriaco en 2006.
Foto de archivo del historiador David Irving (d) durante su llegada a un juzgado austriaco en 2006.
Herbert Neubauer / REUTERS

En medio de fuertes medidas de seguridad, el historiador revisionista David Irving, que fue condenado a tres años de cárcel por negar el Holocausto, ha pronunciado este sábado una conferencia en Barcelona en la que ha defendido sus teorías sobre el nazismo.

Unas 40 personas han seguido la conferencia de Irving, que, igual que ocurrió el año pasado, ha sido grabada por los Mossos d'Esquadra por orden de la Fiscalía para determinar si sus palabras incitan a la xenofobia o justifican el genocidio, delitos que están recogidos en el Código Penal.

Para evitar posibles incidentes contra este acto y contra la presencia de Irving en Barcelona, los Mossos han cortado la circulación por la calle Séneca, en la que se encuentra la librería Europa, que ha sido el escenario escogido por el escritor para propalar sus teorías.

Numeroso dispositivo

Los Mossos d' Esquadra han desplegado un numeroso dispositivo policial, con una veintena de furgonetas antidisturbios repartidas estratégicamente por los alrededores del local. Como ya ocurrió el pasado año en las mismas fechas navideñas, Irving ha hecho una gira por España para dictar conferencias y defender a Hitler en Valencia, Barcelona y en Madrid, donde tiene previsto estar mañana, domingo.

En Barcelona, Irving ha sido invitado a pronunciar su conferencia en la librería Europa, el mismo escenario en el que el pasado año reunió a una multitud de periodistas y a tan sólo unos quince invitados, también en medio de un gran despliegue de los Mossos d'Esquadra.

David Irving, de 69 años, fue condenado en 2006 a tres años de prisión tras cuestionar que Hitler dirigiese un plan sistemático para exterminar a los judíos en Europa, durante dos intervenciones públicas en Austria en 1989. Esta condena le llevó a pasar varios meses en una cárcel de Viena, desde la que insistió en la negación del Holocausto judío.

Irving fue repatriado finalmente a Gran Bretaña tras cumplir un tercio de su condena y quedar en libertad condicional.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento