Estos son los pasos para conseguir una pasta carbonara al estilo italiano original

Una de las salsas clásicas para la pasta y también una forma muy sencilla de cabrear a los italianos. Porque, aunque sea lo habitual en muchas casas y restaurantes, resulta que la auténtica carbonara no se prepara con nata. Aquí te explicamos cómo cocinarla en condiciones
La auténtica pasta carbonara no se prepara con nata. 
EMMA GARCÍA

La pasta carbonara es una forma de preparación típica, procedente de Italia, una receta fácil de hacer pero que, en muchas ocasiones, las versiones propias que se elaboran en casa se diferencian mucho de la original. 

Así, se pueden seguir estas pautas, recomendaciones y usar los ingredientes que dan desde el medio italiano La Cucina Italiana, con el objetivo de conseguir una pasta carbonara al estilo italiano original. 

¿Cómo hacer la receta original de pasta carbonara?

El primer consejo para hacer esta receta es usar espaguetis, ya que combinan mejor con la salsa carbonara. Además, seguramente ya lo has escuchado en alguna ocasión, y es cierto: la pasta cabonara original no lleva nata.

Para hacer la receta se necesitan los siguientes ingredientes:

  1. Espaguetis 12 OZ de
  2. Guanciale o bacon
  3. Yemas de huevo 
  4. Queso Pecorino rallado
  5. Queso Grana Padano,
  6. Sal 
  7. Pimienta negra

Lo primero que hay que hacer, después de cortar el bacon en tiras, es mezclar las yemas de los huevos con los quesos rallados y una pizca de pimienta negra. Si queda muy denso, se pueden añadir dos cucharadas de leche. 

Después, se doran las tiras de guanciale o bacon en una sartén con un poco de aceite, para que queden crujientes y, por último, se dejan enfriar. 

Por otro lado, se cuece la pasta en una cacerola con una pizca de sal hasta que quede al dente. Un truco es reservar un poco del agua caliente donde se ha cocinado la pasta y echarla sobre la sarén del bacón ya frío, evitando que la pasta se seque. 

Así, la pasta hay que echarla también en la misma sartén y añadir la mezcla de queso y yema de huevo, moviendo rápidamente para que los huevos no adquieran la textura de los huevos revueltos. Finalmente, se sazona con pimienta negra y se sirve. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento