El paro y la crisis económica se ceban con los jóvenes y les crean el 'efecto desánimo'

  • El numero de parados menores de 30 ha crecido en 315.000 en un año.
  • La Generación Y, nacidos en los años 80 y protegidos por la bonanza económica y la familia, afronta una crisis para la que no está educada.

El paro ya roza los tres millones y se ceba con los más jóvenes. El listado de menores de 30 años apuntados al Inem ya es de 1.053.400, lo que se traduce en 315.000 desempleados más en sólo un año. La tasa de paro entre los jóvenes de 25 a 30 años se sitúa en el 14,2%, cinco puntos más que a finales de 2007.

La crisis ha hecho que la Generación Y se enfrente a una realidad para la que no ha sido educada. "Los jóvenes se sienten desvinculados de la realidad laboral", señala Francisco Aranda, presidente de la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett). "Ser joven hoy en día está penalizado", afirma el profesor de Sociología de la UNED Antonio López.

Hoy en día está penalizado ser joven"

Nacidos en los años ochenta, hijos de la era digital, de la bonanza económica y del consumo, sobreprotegidos al nacer en familias de pocos miembros, la Generación Y sufre su primera crisis económica. Nunca ha sentido el aliento de la competencia en el trabajo y nunca ha detectado la necesidad del reciclaje profesional.

"Muchos de estos jóvenes están perdiendo el interés en buscar un nuevo empleo ante la falta de perspectivas, es el efecto desánimo", explica Aranda. "Han pasado de una etapa de oportunidades laborales a otra de exclusión social. Esta generación va a tener que posponer sus expectativas en la vida", asegura el sociólogo López.

Consecuencias

Las consecuencias van a ser graves. Esta generación va a necesitar el apoyo emocional y económico de sus padres, va a retrasar el tener hijos y "puede que tenga que empezar a competir con trabajos que antes no quería y que han copado los trabajadores inmigrantes", concluye López.

Esta generación va a tener que retrasar el tener hijos"

"La solución es la competencia. Hay que alternar trabajo, los que puedan, con formación. Con una carrera no es suficiente, las empresas piden habilidades. La clave es poder ser empleable para más tipos de trabajo", matiza Aranda.

Para los que obtengan un empleo, las condiciones no van a ser nada buenas: muchos más contratos temporales y salarios más bajos, "porque el empresario sabe que la oferta de trabajadores va a ser ahora superior".

Mujeres de 45, nueva demanda

Desde la AGETT destacan, además, la entrada en el mercado laboral de un nuevo perfil demandante: las mujeres de más de 45 años.

"Hasta ahora eran amas de casa, han trabajado en sus hogares, pero la crisis ha llevado el paro a su familia, sus maridos y sus hijos no tienen empleo, y ellas han decidido buscar un trabajo para traer ingresos", explica Aranda, quien asegura que con un buen asesoramiento sí hay trabajo para estas demandantes.

Los datos del Inem confirman esta tendencia. En sólo un año, las mujeres de más de 45 años que han engrosado las filas del paro han crecido en 77.000 solicitantes, un 22%.

TESTIMONIOS

ANA PELLICER

26 años, fotógrafa.

Le falta un mes de cotización para poder cobrar el paro

Hace dos meses que está en el paro, pero no cobra ni un duro. Algunas de las empresas para las que trabajaba le exigían que fuera autónoma y ahora le falta un mes de cotización para cobrar la ayuda.

"Yo pagaba mi Seguridad Social, pero los autónomos no tenemos derecho a recibir la prestación. Con la nueva ley, sí", explica. Ahora, como muchos españoles, busca trabajo por Internet: "Si alguien necesita un fotógrafo, mi correo es anismak@gmail.com".

MÓNICA VILLALBA

32 años, actriz

"La crisis es fuerte y en el Inem te marean para retrasar el pago"

Enfadada y cansada por el madrugón, esta joven de 32 años hace cola en una de las oficinas del Inem de Madrid. "Ya me han hecho venir cuatro veces para pedir la ayuda", explica algo nerviosa.

Pese a llevar nueve años de trabajo en trabajo y alguna temporada en el paro, ésta será la primera vez que recibirá el subsidio. Eso sí, no sabe cuándo. "La crisis es fuerte y en las oficinas de Inem te marean para ver si pueden retrasar un poco los trámites", comenta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento