El vino en lata, lo último en EE UU para ganarle a la cerveza

  • Las ventas de vino enlatado han aumentado en EE UU un 68% en el último año.
  • Permite ofrecerlo en distintos tamaños y competir así directamente con la cerveza.
Algunas muestras de los muchos vinos enlatados que se venden en EE UU.
Algunas muestras de los muchos vinos enlatados que se venden en EE UU.
TheModifica

El mercado del vino no deja de cambiar en su búsqueda de nuevos públicos. Las bodegas se preguntan cómo atraer a los jóvenes consumidores y cómo hacer que el vino les resulte tan atractivo como la omnipresente cerveza. Y no es fácil.

Para ello, se vienen elaboran últimamente vinos más frescos, más bebibles, menos alcohólicos, más fáciles; vinos que puedan beberse en cualquier momento de la semana y no solo en ocasiones señaladas. En suma, vinos más jóvenes y urbanos. Y para ello no sólo importa el contenido, sino también el continente.

"El vino en lata es un éxito en EE UU en estadios, conciertos... cualquier lugar donde no se permiten envases de vidrio"

En ese sentido no debe sorprender que el vino en lata, que existía ya pero que era sólo una rareza, sea el último grito en Estados Unidos (un mercado con menos tradición que el europeo... y por ello con menos prejuicios y menos limitaciones).

La venta de vino en latas en EE UU ha pasado de solo 2 millones de dólares en 2012 a 183,6 millones en 2020, según datos de Nielsen de los que se hace eco Vinetur. El año pasado las ventas (fueron 16,2 millones de litros de vino) aumentaron un 68% respecto a 2018.

Vinos fáciles y accesibles

Pasa en EE UU, no en Europa. La famosa revista Wine Spectator comenta que el vino en lata (canned wine) "está seduciendo a los consumidores por su accesibilidad y por tratarse de vinos elaborados con un estilo fácil de beber. Además, al vino en lata le espera un éxito aún mayor".

Un nuevo revestimiento cerámico permite evitar el sabor a metal

"Antes de la pandemia, el vino en lata ya era un éxito en EE UU en los estadios deportivos, en salas de conciertos y prácticamente en cualquier lugar en el que no se permiten envases de vidrio, pero ahora en los restaurantes y bares también se están poniendo de moda", destaca la publicación norteamericana.

Y si el enemigo del vino es la cerveza, que tomen nota los fabricantes de esta últia. Una de las grandes ventajas del vino enlatado, como subraya Wine Espectator, es que permite enlatarlo en diferentes tamaños (187ml, 250ml, 330ml o más). Competencia directa.

A estas alturas del artículo más de uno ya se habrá dicho "sí, pero la lata no vale para el vino porque deja sabor metálico". Bueno, pues eso es lo que los fabricantes han conseguido evitar. Utilizan un nuevo revestimiento cerámico libre de bisfenol para el interior de la lata y evitar de ese modo un posible sabor a metal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento