Los Mossos d'Esquadra detuvieron el pasado día 14 a un joven que circulaba bajo los efectos de las drogas a 219 kilómetros por hora por la autopista AP-7, a la altura de Reus, con su hijo de tres años en el vehículo, informó este jueves la Policía catalana.

El joven fue interceptado en un control de velocidad instalado en la AP-7 a las doce del pasado domingo. El conductor circulaba a casi 100 kilómetros por encima de la velocidad máxima permitida en este tramo de la autopista, que es de 120 km/h.

 

Circulaba a casi 100 kilómetros por encima de la velocidad máxima permitida
Cuando el vehículo se detuvo, la Policía comprobó que el conductor presentaba evidentes síntomas de conducir drogado, por lo que le efectuaron la
prueba de consumo de sustancias estupefacientes, que resultó positiva en cocaína, cannabis y otros opiáceos.

Se da la circunstancia de que el conductor, Noel C.V., de 26 años, vecino de Monistrol de Montserrat (Barcelona) y de nacionalidad española, viajaba en el vehículo junto a su mujer y a su hijo, un menor de tres años de edad.

El joven fue arrestado por un exceso de velocidad que es penalmente punible y por conducir bajo los efectos de sustancias estupefacientes, y al día siguiente pasó a disposición del juzgado de instrucción número 1 de Reus, en funciones de guardia.