Empacho, acidez, diarrea y resaca, los problemas más habituales en Navidad

  • Por excesos con la comida o la bebida y el cambio de hábitos de vida.
  • Diarrea, por cambios bruscos en la alimentación o intoxicaciones.
  • Se deben evitar las grasas y los lácteos en los vómitos y náuseas.
La cena de nochebuena es uno de los ritos familiares más especiales.
La cena de nochebuena es uno de los ritos familiares más especiales.
GTRES

Problemas estomacales, como sensación de empacho, ardores o acidez, diarreas y nauseas son los problemas de salud más habituales durante la Navidad, derivados generalmente de los excesos que se hacen con la comida o la bebida y los cambios en nuestros hábitos de vida diarios, según advierte la Asociación para el Autocuidado de la Salud (Anefp).

El popular "empacho" es uno de los malestares más comunes durante estas fiestas, siendo las molestias en el estómago, sensación de pesadez, ardor acompañado de acidez y, en algunos casos, vómitos, sus síntomas más habituales. Para prevenirlos, Rafael García Gutiérrez, director general de la Anefp, recomienda comer despacio, masticar bien los alimentos, no ingerir comidas demasiado frías o calientes y reducir el consumo de bebidas alcohólicas y tabaco.

Este experto recomienda el uso de antiácidos, advirtiendo de que es aconsejable tomarlos una hora después de la comida para que permanezcan más tiempo en el estómago y su efecto protector sea más duradero. Entre los antiácidos más habituales se encuentran el bicarbonato sódico, las sales de magnesio y aluminio, y el carbonato cálcico.

Otro de los síntomas que puede presentarse por los excesos navideños es la diarrea, generalmente asociado a cambios bruscos en la alimentación o a intoxicaciones. Para tratarla podemos recurrir a medicamentos antidiarreicos, aunque también es aconsejable reponer líquidos mediante zumos y sales de rehidratación oral. Entre los alimentos que pueden ayudar a acortar la duración de la diarrea destaca los plátanos, las manzanas, las patatas y las zanahorias. Se debe evitar la toma de lácteos.

Asimismo, García Gutiérrez afirma que algunas personas pueden sufrir vómitos y náuseas, que pueden ser manifestaciones de una digestión pesada o estar producidos por el abuso del alcohol. Al igual que sucede con la diarrea, el principal objetivo debe ser evitar la deshidratación, por lo que los sueros de rehidratación oral están indicados en estos casos, al igual que las comidas ligeras y sencillas a base de cereales, frutas y verduras. Como en el caso de la diarrea, se deben evitar las grasas y los lácteos.

También es típica de las fechas navideñas la ‘resaca’ como consecuencia del exceso de alcohol. Esta dolencia suele ser más intensa en las personas fumadoras y se caracteriza por síntomas como dolor de cabeza, sequedad de boca, mareos, sed y malestar general acompañado, en algunos casos, de náuseas y acidez de estómago. En caso de padecer resaca, lo más adecuado es tomar alimentos suaves que no irriten la mucosa gástrica, como los yogures, y reponer la pérdida de vitaminas con zumo de naranja y frutas frescas. Para aliviar el malestar general se pueden emplear medicamentos que no precisan de receta como analgésicos y antiácidos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento