Traslado Aitzol Iriondo
Imagen del traslado a París de Aitzol Iriondo tras ser detenido el pasado lunes en Francia (EFE / J.Etxezarreta) Efe

Bien alto y bien fuerte. "Y bien orgullosa que me siento". Era el 11 de julio de 2008 y quien gritaba así en un Pleno municipal era Miren Itziar Yarza Echenique, la madre de Aitzol Iriondo, el último dirigente etarra detenido en Francia.

Aquel día, el Ayuntamiento guipuzcoano de Lasarte, donde Itziar es concejal de ANV, celebraba un Pleno para suspender las actividades de ese grupo municipal, aplicando así un auto de la Audiencia Nacional que vinculaba a ETA con ANV.

Supimos enseguida que había sido Iriondo

Ese Pleno fue tenso, y la alcaldesa, la socialista Ana Urchueguía, recordó que entre los tres concejales de ANV estaba la madre de un etarra, Aitzol Iriondo, acusado además del asesinato a tiros en marzo de 2001 de Froilán Elespe, concejal socialista y primer teniente de alcalde, mano derecha de Urchueguía. Itziar saltó y lo dijo bien claro: "y bien orgullosa que me siento".

Itziar, de 58 años, sigue como edil a título individual en el Ayuntamiento. En el mismo Pleno se sienta cada semana muy cerca de la alcaldesa, la madre del asesino y la amiga de la víctima, cara a cara.

Iriondo y su familia siempre vivió en Sasoeta, el mismo barrio donde mataron a Elespe. "Supimos enseguida que había sido Iriondo", señala el edil del PP José Ángel Encinas, el único concejal del PP en el Consistorio de Lasarte. Entonces, en 2001, también estaba de concejal de Euskal Herritarrok Zigor Iriondo, hermano de Aitzol e hijo de Itiziar.

Sin noticias de ella desde la detención

Encinas, de 34 años, se sienta ahora enfrente de Itiziar. "Jamás la he dirigido la palabra y nunca lo haré".

Desde la detención de su hijo, Encinas aún no se ha cruzado por los pasillos del Ayuntamiento con Itziar. "Desde el arresto de Iriondo no la he visto. Es la mejor noticia de todas".

Desde el arresto de Iriondo no la he visto. Es la mejor noticia de todas

Y es que la familia materna del jefe etarra ha mamado desde la infancia el independentismo radical. El clan de los Yarza está ligado íntimamente al terrorismo.

De niño, Aitzol tuvo como referente a su tío, el hermano de su madre. José María Yarza Echenique pasó seis años en la cárcel por pertenecer a ETA. Participó en 1973 en el secuestro del industrial Felipe Huarte. Fue liberado en 1979.

El hermano pequeño de Aitzol, Beñat, de 26 años, también fue detenido en 2001 cuando iba a colocar una bomba casera dentro de una mochila en una calle de Lasarte. Su hermano mayor, Zigor, ha tenido un mayor activismo político.

Fue candidato de Herri Batasuna en las elecciones municipales de 1995; candidato de Euskal Herritarrok en las municipales de 1999 (fue elegido concejal); candidato de Lasarteko Aurrera en las municipales de 2003 (esta candidatura fue anulada por ser sucesora de Batasuna); y candidato de AuB a las Juntas Generales de Guipúzcoa por la circunscripción de Donostialdea en 2003 (esta candidatura también fue anulada).

Además, en octubre de este año, la Ertzaintza detuvo a su primo, Haritz Iparraguirre Yarza, por quemar varios cajeros y contenedores. Se enfrenta a dos años de prisión por violencia callejera.

Fichado desde 1994

En 2001, antes del asesinato de Elespe, el joven Iriondo tuvo un encontronazo con el equipo municipal. Acudió al Consistorio a pedir permiso para poder abrir una ‘txozna' (un bar ferial) con la que recolectar dinero para los presos etarras. El Ayuntamiento le denegó el permiso y él monto en cólera, amenazando a más de un funcionario.

En 1994, a los 17 años, Iriondo ingresa por primera vez en los ficheros policiales: no era aún mayor de edad cuando le detuvo la Ertzaintza como participante en una violenta algarada callejera. Iriondo no desapareció de la ciudad hasta el 28 de septiembre de 2002: tuvo que poner tierra por medio cuando la Guardia Civil desarticuló el comando Zelatun, al que entonces pertenecía como miembro legal.

A Iriondo, un hombre frío, calculador y sanguinario, se le atribuyen, además del asesinato de Elespe, el de Joseba Pagazaurtundua, jefe de la Policía Local de Andoain, el 8 de febrero de 2003, y el de Manuel Giménez Abad, presidente del PP de Aragón, el 7 de mayo de 2001. Además, tienen la certeza de que participó en el crimen de dos guardias civiles en un aparcamiento de Capbreton (Francia) el 1 de diciembre de 2007 y en el asesinato el 7 de marzo del ex concejal socialista Isaías Carrasco.