El padre de Alba: "A pesar de las secuelas, mi hija es muy fuerte y se ríe mucho"

  • El juicio contra el padrastro y la madre de la niña, que recibió una brutal paliza en 2006 por la que quedó en coma, ha empezado.
  • La cría ahora tiene 8 años .
  • CONSULTA MÁS NOTICIAS DE BARCELONA.
Álvaro Luis Caldas, padre de Alba
Álvaro Luis Caldas, padre de Alba
20MINUTOS.ES

Álvaro Caldas es el padre biológico de la pequeña Alba, la niña de Montcada i Reixac de cinco años que fue víctima de maltratos presuntamente por parte del compañero sentimental de su madre , asegura que la chiquilla, "a pesar de todo, es muy fuerte y feliz, y se ríe mucho".

Caldas, que reside en Huesca, viaja cada 15 días a Barcelona para ver a su pequeña, que está bajo la tutela de la Generalitat y permanece ingresada en un centro de educación especial. Y espera a que llegue la primavera ya que las visitas se pueden ampliar hasta tres al mes. "Nada más verme, empieza a gritarme  'papá' y

me lanza besos", asegura emocionado. "Es una niña espabilada y atenta, que sabe cuándo se está hablando de ella y cuándo no. Tiene mucho carácter", añade orgulloso de su hija. 

El padre biológico de la pequeña Alba es consciente de las graves secuelas que padece la niña por las brutales palizas que recibió. Entre ellas, casi no habla y tampoco puede caminar.  "Pero logará hacerlo, aunque sea con dificultades", confía. Para ello cuenta con las atenciones de una logopeda y una fisioterapeuta y la "gran fuerza" de su pequeña, que ahora tiene ocho años.

Declarará como testigo

Caldas viajará mañana viernes Barcelona, donde hoy jueves ha empezado el juicio contra el padrastro y la madre de la niña a los que se les acusa de los delitos de intento de asesinato, violencia doméstica y de un delito de integridad moral. Se enfrentan a pensas de cárcel de entre 19 y 26 años. El lunes hará de testigo.

"Lo afronto con fuerza. Quiero que los que le hicieron esto a mi niña, y le han robado su futuro, lo paguen", explica.  La madre de Alba y el padrastro están en la cárcel desde marzo de 2006. Ingresaron pocos días después de que la pequeña

fuera hospitalizada tras recibir una paliza que le provocó un traumatismo craneoencefálico que le causó el coma y una parada cardiorrespiratoria, lo que requirió que fuera intervenida de urgencia.

Según el fiscal, el padrastro de la niña le pegó con el objetivo de matarla. No era la primera vez que la maltrataban. Según el Fiscal, los dos procesados de mutuo acuerdo, o Francisco Javier P. con el conocimiento y aceptación de su compañera, maltrataron en varias ocasiones a la pequeña en su domicilio familiar.

En al menos dos ocasiones, el acusado ató en una silla del comedor a la niña para obligarle a tragar sus propios vómitos y, además, le tapó la boca con un precinto por el que le introdujo agua mediante una jeringuilla, todo ello en presencia de su madre, que no hizo nada por defenderla de esas "vejaciones", prosigue el escrito.

Ha empezado el juicio

Esta mañana ha empezado el juicio contra ambos. Han llegado al Tribunal Superior de Justicia con la cabeza gacha y aparentemente serenos. De momento ha declarado la madre de Alba y ha asegurado que nunca "sospechó" que su compañero "maltratara a la niña".

El caso de Alba puso también en evidencia la descoordinación de las administraciones en la protección de los menores y provocó la firma de un protocolo de actuación entre distintas instituciones para mejorar la atención a la infancia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento