Ruta por Paradores de los Pirineos: tres lugares imprescindibles donde alojarse

Un pueblo nevado, invierno, Pirineo oscense
Zona del Pirineo oscense.
EUROPA PRESS

La zona de los Pirineos, el Valle de Arán y el Pirineo Aragonés es uno de los destinos más recomendados para aquellas personas amantes de la naturaleza, que quieran disfrutar de maravillosas vistas, montañas, rutas, ríos, parques naturales... 

Además, entre todas las posibilidades de alojamiento que se pueden encontrar en esta zona, destacan tres Paradores Nacionales de Turismo que constituyen una de las opciones más recomendadas y con más encanto por su emplazamiento y ubicación en mitad de la naturaleza de los Pirineos. 

Tres paradores en el Pirineo Aragonés y el Valle de Arán

Uno de estos paradores es el Parador de Artíes, situado en el Valle de Arán, rodeado por las altas montañas del Pirineo Catalán, tal como se indica en la web oficial de Paradores. Se encuentra muy cerca de la famosa estación de esquí Baqueira Beret y el hotel corresponde a la arquitectura aranesa de los siglos XIV y XV. En su estancia se puede disfrutar de las vistas a las casitas del pueblo o a las montañas, así como de la chimenea y las estancias acogedoras y, en verano, de la piscina. 

Otro de los paradores que se pueden encontrar a los pies de los Pirineos es el Parador de Vielha, también ubicado en el Valle de Arán y muy cerca de las pistas de Baqueira Beret. De igual modo, las vistas desde este parador son inmejorables y, además, se puede disfrutar en él de todoss los servicios y comodidades: piscina interior y exterior, spa, jacuzzi, sauna, masajes... 

Por último, el tercer parador de esta lista es el Parador de Bielsa, que está ubicado en el Pirineo oscense, a los pies de Monte Perdido. Rodeado de praderas, arboles y lagos de montaña, este hotel es igualmente acogedor, con vistas a la montaña y al río y con un interior de madera que da sensación de hogar y calidez. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento