¿Quién fue el gigante de Altzo, que inspiró la película 'Handia'?

  • Los restos de Miguel Joaquín Eleicegui Arteaga, que llegó a medir 2,40 metros, fueron localizados hace unos días. 
Miguel Joaquín Eleicegui Arteaga en una xilografía de mediados del siglo XIX.
Miguel Joaquín Eleicegui Arteaga en una xilografía de mediados del siglo XIX.
Sociedad de Ciencias Aranzadi

Esta semana ha sido noticia el hallazgo de los restos óseos del conocido como gigante de Altzo, todo un personaje en la España de mediados del siglo XIX por la enfermedad que padecía, acromegalia o gigantismo, que le hizo crecer indefinidamente hasta su muerte.

La historia del gigante de Altzo, sobrenombre que le vino dado por el pueblo guipuzcoano en el que nació, inspiró en 2017 la película biográfica 'Handia', que llegó a ganar 10 premios goya, incluyendo mejor guion original y mejor actor revelación, y dio a conocer al mundo su historia de leyenda, que se ha agrandado aún más esta semana con el hallazgo realizado por la Sociedad de Ciencias Aranzandi.

Porque en torno a los restos mortales de Miguel Joaquín Eleicegui Arteaga, nombre de nacimiento del gigante de Altzo, siempre hubo muchas teorías, dado el interés que generaba su figura. 

Eleicegui nació en Altzo en 1818. Las crónicas de la época dejaron escrito para la historia que vivió una infancia y adolescencia con un desarrollo físico normal y a la edad de 20 años desarrolló gigantismo y comenzó a destacar por su elevado tamaño. 

Dicen que llegó a medir 2,42 m de altura y a pesar 212 kg. Todo en él eran grandes cifras: sus zapatos medían 42 centímetros, sus guantes medían 31 cm del dedo pulgar al meñique y los sombreros de copa medían 62 cm de circunferencia.

Estas cifras le hicieron muy popular en su época. Le exhibieron por localidades de Europa como un ser humano extraordinario y fue recibido, entre otras personalidades, por la reina Isabel II de España, la reina María II de Portugal, el rey Luis Felipe I de Francia y la reina Victoria del Reino Unido

A raíz del éxito de la película 'Handia' y de numerosos libros sobre la vida de Miguel Joaquín Eleicegui despertó aun más el interés sobre su figura. Por ello, el Ayuntamiento de Altzo y la Sociedad de Ciencias Aranzadi, de la que forma parte el prestigioso antropólogo Francisco Etxeberria, decidieron investigar si fue enterrado en el cementerio de su localidad natal, como decía su partida de defunción, o por el contrario sus restos habían sido exhumados y llevados a algún museo de Londres o París, como sostenían algunos rumores. 

El pasado 12 de agosto se iniciaron los trabajos para localizar tan extraordinario osamenta y unos días más tarde fueron efectivamente encontrados en el camposanto guipuzcoano en el que habían recibido sepultura 160 años atrás. Este lunes fue presentada en público una representación casi completa del esqueleto, que está muy bien conservado. Su estudio revelará la causa de su muerte, así como otras enfermedades que pudo sufrir a lo largo de su vida. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento