Dos imputados por el asesinato a tiros del rapero Jam Master Jay en 2002: fue un asunto de tráfico de drogas

  • El crimen había estado sin resolver desde 2002. Fue un asesinato que conmocionó al panorama musical.
  • Los dos acusados presuntamente mataron de un tiro en la cabeza al rapero, de 37 años, en Queens, Nueva York.
Mural de Jam Master Jay en Queens
Mural de Jam Master Jay en Queens
De Youngking11 - Trabajo propio, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=20069630

Las autoridades de Nueva York han revelado este lunes que han imputado a dos hombres por el asesinato en 2002 de Jam Master Jay, el rapero y DJ del mítico trío de hip-hop Run-DMC, al que dispararon a bocajarro en un estudio de grabación del barrio de Queens en un suceso que había permanecido sin resolver.

La Fiscalía del Distrito Este de Nueva York ha detallado en una rueda de prensa que el crimen estuvo relacionado con el tráfico de drogas y ha acusado por el homicidio del artista a Karl Jordan Jr., de 36 años, que fue detenido este domingo, y a Ronald Washington, de 56 años, que ya estaba en prisión por un robo.

El fiscal interino Seth DuCharme ha recordado que el "caso llevaba abierto mucho tiempo", desde que el 30 de octubre de 2002 los acusados supuestamente "lo mataron a sangre fría", por lo que ha agradecido a las diferentes agencias "no haberse rendido para dar justicia a la víctima, su familia, sus amigos y la comunidad", sin entrar en detalle más allá de que hubo "problemas" para resolverlo.

Jam Master Jay, cuyo nombre real era Jason Mizell, tenía 37 años cuando fue asesinado de un tiro en la cabeza por dos individuos que entraron en el edificio donde se estaba tomando un descanso entre grabaciones en el área de Jamaica (Queens), y también dispararon a un amigo suyo, Urieco Rincón, que sobrevivió al ataque, según informaron los medios.

A Jordan y a Washington se les imputa un "homicidio relacionado con las drogas y con utilización de armas", mientras que al primero también se le acusa de conspiración para distribuir narcóticos y de siete cargos de distribución de drogas, según especificó el fiscal. 

Un crimen que conmocionó la escena musical

El asesinato de Jay causó conmoción en la escena musical y personalmente dejó una viuda y tres hijos.

Jay era uno de los fundadores de Run-DMC, el primer grupo de hip-hop que logró popularidad a comienzos de los años 80 gracias a unos temas de contenido social con los que se diferenciaba de otras letras violentas e irreverentes, y tras la separación de la banda a finales de esa década había creado su propio sello discográfico, Jam Master Hay Records.

Su álbum Raising Hell (1986) fue el primero de rap que consiguió vender más un millón de copias, con una versión de Walk this Way, de Aerosmith, que se convirtió pronto en un éxito y reavivó la carrera de la banda rockera.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento