Iglesias y Montero abandonan la casa donde veraneaban en Asturias tras recibir insultos y amenazas

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la número dos de la formación morada, Irene Montero (c), antes del inicio de la sesión constitutiva de las nuevas Cortes Generales.
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la número dos de la formación morada, Irene Montero (c), antes del inicio de la sesión constitutiva de las nuevas Cortes Generales.
Ballesteros / EFE

El vicepresidente del Gobierno y la ministra Irene Montero han cancelado sus vacaciones después de que su destino se hiciera público y ambos recibieran insultos y amenazas, según ha desvelado este lunes La Sexta.

La pareja, junto a sus tres hijos, se habían trasladado el viernes a Asturias para pasar unos días de vacaciones, intentando desconectar de la actualidad y de las últimas noticias judiciales que rodean a su partido. Se habían alojado en una casa del secretario general del PCE, Enrique Santiago. Pero no consiguieron la privacidad deseada y, apenas un día después de su llegada, un medio local desvelaba su ubicación, que se concretó acto seguido a través de las redes sociales, compartiendo la localización.

A partir de entonces, la pareja apenas ha podido salir de la vivienda, que incluso amaneció con varias  pintadas amenazantes.

Así, y según afirman fuentes cercanas a la pareja, esta decidió priorizar la seguridad de su familia y cancelar sus vacaciones.

Las reacciones no se han hecho esperar, ni en las redes, con opiniones para todos los gustos, ni en la esfera política: "Dice mucho y nada bueno de la derecha extrema española y su política del odio. Mi solidaridad plena con la familia", ha manifestado el ministro Alberto Garzón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento