Alerta ante un segundo confinamiento: las consecuencias psicológicas serían "aún más dañinas"

Más de 1,5 millones de personas padecen depresión en España y la mitad están sin diagnosticar.
Más de 1,5 millones de personas padecen depresión en España y la mitad están sin diagnosticar.
Engin Akyurt / Pixabay

El confinamiento que mantuvo a la población española sin salir de casa durante los meses del estado de alarma provocó conductas obsesivas, fobias o trastornos psicológicos temporales en un gran número de personas. Ante la posibilidad abierta de un segundo confinamiento, los psicólogos advierten de que si se produjese, las consecuencias serían aún más dañinas.

La situación actual de desescalada y aterrizaje en la nueva normalidad, sumada a las vacaciones de verano, deja a la población con problemas de desregularización emocional, intentando devolver normalidad a sus vidas, y que un hipotético nuevo confinamiento, agravaría la salud mental rápidamente, según explica Maria Rosario Gomis Ivorra, psicóloga especialista en Emergencias, clínico EMDR y miembro de TopDoctors.

“Esos efectos que sufrimos todos de forma progresiva durante el primer confinamiento surgirían más rápido y más fuertes. Nuestra resiliencia estaría afectada por la fatiga provocada por la primera desregularización emocional”, añade. Así, un segundo decreto de no poder abandonar el hogar puede suponer un empeoramiento drástico de las personas con problemas de salud mental, y una posible aparición en las sanas.

Trastornos más comunes surgidos durante el confinamiento

Según los expertos de TopDoctors, en las consultas se ha visto una gran variedad de situaciones, siendo las más frecuentes las crisis vitales con "trastornos de ansiedad agudizados por el confinamiento, que cuestionan su estilo de vida y con motivación hacia el cambio".

También han tenido mucha presencia la reactivación de traumas en adultos ocurridos durante la infancia o la adolescencia “debido a que la pandemia les hace experimentar una situación existencial extrema en la que predomina la sensación de indefensión, falta de control o imposibilidad de defenderse de una amenaza real” según la doctora Luisa Fernanda Yágüez Ariza, psicóloga clínica especialista en psicología infanto-juvenil y familiar.

Otras situaciones muy comunes derivadas del confinamiento son las reacciones fóbicas y paranoides, rupturas de pareja, problemas de comunicación familiar, padres y niños inmersos en divorcios conflictivos, y un marcado descontrol laboral y personal.

¿Qué hacer para llevar mejor las nuevas restricciones?

Aunque muchos pacientes han asegurado tener más capacidad actualmente para gestionar otro confinamiento, la Dra. Gomis ha recopilado una serie de consejos para llevar psicológicamente mejor las nuevas restricciones. Algunas instrucciones son organizar el día entero con horarios para obtener sensación de control siempre con flexibilidad, mantenerse en contacto con la gente que nos rodea, sacar un momento del día para hacer un poco de ejercicio, y procurar que mantenerse informado no sea la única motivación del día.

Por otra parte, la Organización Mundial de la Salud en sus recomendaciones para evitar episodios depresivos añade comer sano (dieta mediterránea si es posible), y dormir en horizontal más o menos 8 horas al día, sin olvidarse del ejercicio físico en horas de sol.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento