El PP ya allana el terreno para relevar a Álvarez de Toledo como portavoz y girar hacia un perfil moderado y de gestión

  • El cese de Gabriel Elorriaga abre la posibilidad de que Casado apueste por un cambio.
El líder del PP, Pablo Casado, junto a la portavoz Cayetana Álvarez de Toledo.
El líder del PP, Pablo Casado, junto a la portavoz Cayetana Álvarez de Toledo.
EFE

Que a Pablo Casado muchas voces le llevan tiempo pidiendo un giro hacia la moderación es un hecho. Pues ahora parece ser el momento. El cese como jefe de la asesoría jurídica del grupo en el Congreso de Gabriel Elorriaga allana el terreno para ello. Elorriaga, cercano a la Fundación FAES dirigida por Aznar, era una de las personas de máxima confianza de la portavoz en la Cámara, Cayetana Álvarez de Toledo, que ve limitado su poder. El mes de agosto, por tanto, se antoja clave para ver si este relevo es una realidad o no.

"Parece que es un buen momento para que el PP muestra más un perfil de gestión que un tono tan aguerrido", coinciden algunos politólogos consultados por 20minutos, quienes añaden que "es una realidad" que Álvarez de Toledo no "une a todo el partido". De hecho, ya hay nombres encima de la mesa para sustituirla, y el que suena con más fuerza es el de la vicesecretaria Cuca Gamarra. Génova, de momento, no se pronuncia.

El sector más duro del partido mantiene su apoyo a la todavía portavoz, pero no así el secretario general del PP, Teodoro García Egea. Él es quien en realidad mueve los hilos en la formación, sobre todo a la hora de orientar el discurso e impulsar a Pablo Casado frente al Gobierno de Sánchez e Iglesias. La conexión entre Álvarez de Toledo y Egea ha sido siempre escasa.

"Cayetana Álvarez de Toledo es una magnífica portavoz", fue lo único que comentó sobre el asunto el vicesecretario de Comunicación, Pablo Montesinos. Por lo demás, silencio. Y no es la primera vez que el puesto de la portavoz está en entredicho. Tras las elecciones del 10-N, en cuya campaña el PP optó por un discurso más centrado, se puso en duda la estrategia de dureza que siempre ha defendido Álvarez de Toledo. Pero entonces no hubo cambios.

Cayetana Álvarez de Toledo siempre ha querido marcar perfil propio, operando un poco al margen de Génova y con una estructura casi autónoma en el Congreso. Eso a Egea, entre otros, no le convence. El resultado de las elecciones gallegas y la confirmación de Feijóo ha convencido al PP de que el giro hacia el centro es una buena opción. Ahora, con la economía española diezmada, Casado quiere insistir en que los populares saben qué hacer para salir de la crisis. "Porque ya lo hemos hecho", insiste el líder de la oposición.

Mientras, el Partido Popular ha vuelto a exigir la dimisión del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, porque considera que está "inhabilitado" para el cargo después de que el juez imputara a Podemos en la causa que investiga la financiación del partido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento