Así es Kamala Harris: afroamericana, con experiencia y que aspira a ser la primera vicepresidenta de EE UU

Kamala Harris, en un acto del Partido Demócrata.
Kamala Harris, en un acto del Partido Demócrata.
ETIENNE LAURENT

Joe Biden ya ha elegido a su compañera de batallas para enfrentarse a Donald Trump en las elecciones del próximo mes de noviembre. Estados Unidos está citado de nuevo con las urnas, y lo hará con una novedad en el ticket del Partido Demócrata. "Las mujeres negras y de color han estado subrepresentadas durante mucho tiempo en los cargos electos y en noviembre tenemos la oportunidad de cambiar eso. Pongámonos a trabajar". Sirvan estas palabras de Kamala Harris para describir a la primera mujer -además afroamericana- que podría ocupar la vicepresidencia del país.

La senadora, de 55 años, hija de padre jamaicano y madre india, fue fiscal general de California antes de ganar su escaño en la Cámara Alta del Congreso estadounidense en 2016, y se ha granjeado una fama de ser especialmente dura tanto desde la bancada de la Fiscalía hasta en sus intervenciones inquisitivas en las audiencias del Senado.

Fueron las marchas del Black Lives Matter las que impulsaron la decisión de Biden de hacer una puesta así. Elisabeth Warren era la primera en la lista antes de las protestas, y Kamala Harris se ha impuesto a otros perfiles como la exembajadora ante las Naciones Unidas Susan Rice o las congresistas Val Demings y Karen Bass.

"Tengo el gran honor de anunciar que he seleccionado a Kamala Harris -una intrépida luchadora por el ciudadano de a pie, y una de las mejoras funcionarias públicas- como mi compañera de candidatura", sostuvo el propio Biden al presentarla, dando un espaldarazo importante a su plan.

Harris marca un perfil relevante en la carrera por la Casa Blanca. Representa a las minorías, tiene ideas moderadas y es joven. Abarca por tanto muchos nichos de votantes. Hay que tener en cuenta además el hecho de que Joe Biden podría convertirse en el presidente de Estados Unidos de más edad (tiene 77 años), por lo que el papel de la vicepresidenta cobra todavía más importancia.

La candidata ha tenido una trayectoria fulgurante hacia lo más alto del poder en Washington: graduada en ciencias políticas y economía en Howard University, una de las universidades afroamericanas por excelencia, se especializó en la lucha contra el crimen y fue elegida en 2003 como fiscal general de California en segunda vuelta, cargo para el que fue reelegida en 2007 con el 98% de los votos.

Cuenta con el apoyo del expresidente Obama y su designación es un varapalo para el ala más cercana a la socialdemocracia del Partido Demócrata

Eso sí, no gusta demasiado al ala más progresista del partido, aunque ahora cierren filas con el ticket formado con Biden -algo que no pasó en 2016 cuando se presentó Hilary Clinton-. Harris apuesta por la mano dura contra el crimen y reconoció que en EE UU existe un "racismo sistémico" tras el asesinato de George Floyd.

Harris cuenta con el apoyo del expresidente Barack Obama y su designación es un varapalo para el ala más cercana a la socialdemocracia del Partido Demócrata, que pese al haber estado ganando influencia y escaños en los últimos años, ve cómo el "establishment" vuelve a imponer su voluntad.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento