Gwyneth Paltrow revela lo mal que le sentaron los chistes sobre su ruptura con Chris Martin

La actriz estadounidense Gwyneth Paltrow posa sonriente en la alfombra roja, durante la 26ª celebración anual de ELLE Women, en Beverly Hills, California (EE UU).
La actriz estadounidense Gwyneth Paltrow.
Etienne Laurent / EFE

Se podría decir que cuando se ve que Gwyneth Paltrow es noticia, las razones pueden ser tan variopintas como que no recuerde haber participado en ciertas películas del Universo Cinematográfico de Marvel o bien que ha lanzado al mercado una nueva línea de velas con olor a orgasmo (después de agotar las que olían a su vagina).

Pero lo cierto es que en ocasiones las bromas sobre ella fueron mucho más allá de lo deseado y eso, la intérprete de Se7en o El talento de Mr. Ripley, lo descubrió sobre todo cuando rompieron su relación ella y el cantante de Coldplay y padre de sus hijos Apple y Moses, Chris Martin.

Aquella ruptura se dio en 2016 pero no ha sido hasta ahora que la actriz de 47 años ha hablado tan abiertamente sobre ella. Lo ha hecho para un reportaje de la edición británica de la revista Vogue en el que afirma que nunca fueron la pareja perfecta y que no llegaron a conectar a un nivel romántico sino que eso lo confundieron con que le gustaran las mismas cosas y el mismo tipo de humor "tonto".

"Estábamos muy unidos, pero no llegamos a ser como tal una pareja. No encajábamos en ese sentido. Siempre había algo de incomodidad y malestar, pero queríamos a nuestros hijos, muchísimo", ha afirmado Paltrow, que no ha dudado en señalar al término "separación consciente" como el motivo de las burlas que siguieron a que lo dejaran.

"Nunca podría haber anticipado lo que vino después. La sorpresa inicial del público se convirtió rápidamente en ira y burla. Una combinación extraña de sarcasmo y rabia que nunca había visto", ha comentado al referirse al vocablo que acuñaron junto a su terapeuta de pareja y que les ayudó a evitar el rencor posterior a la ruptura y a seguir siendo buenos amigos por el bien de sus hijos.

La expresión hace referencia a ese tipo de separaciones que se hacen de forma amistosa por ambas partes y sendos implicados ven el lado positivo del tiempo juntos, pero el público se lo tomó con demasiado humor, algo que Paltrow admite que no estaba preparada para lidiar.

"La intensidad de la respuesta [del público] hizo que, más profundamente que nunca antes en toda mi carrera, enterrara mi cabeza en la arena", ha asegurado. "Francamente, el término sonaba un poco radical en sí mismo, dolorosamente progresivo y difícil de digerir. Estaba intrigada, aunque menos por la frase que por el sentimiento", ha matizado.

Por último, la actriz ha sentenciado que, sin embargo, ahora quienes se le acercan no le preguntan "¿Por qué dijiste aquello?" sino un "¿Cómo lo hiciste?". Paltrow, más allá de esto, sigue desviviéndose por sus hijos y a la vista está que llegó a convencer a Cameron Diaz para que fuera madre.

Su hija Apple, desde luego, no puede negar que es hija de su madre... ni nieta de su abuela. En la última publicación que ha subido a Instagram, la ganadora del Oscar ha sorprendido con el tremendo parecido que existe entre las tres generaciones de mujeres de su familia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento