La salida de España del rey emérito abre una brecha en el PSC

  • Iceta defiende mantener la monarquía mientras Collboni llama a que se "asuman responsabilidades".
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, interviene durante una sesión plenaria en el Parlament.
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, interviene durante una sesión plenaria en el Parlament.
David Zorrakino - Europa Press

La figura de Juan Carlos I ha abierto una pequeña brecha en los socialistas catalanes. El líder del PSC, Miquel Iceta, ha defendido mantener la monarquía aunque el rey emérito pueda haber incumplido la ley, ha defendido la presunción de inocencia y ha antepuesto que con este modelo de Estado se han dado "los mejores 42 años de los últimos tres siglos", aunque tacha de inaceptable que el rey emérito pueda haber cometido irregularidades.

"¿Por que haya un exjefe del Estado que haya podido cometer irregularidades o incluso delitos hemos de cambiar de régimen? Mi respuesta es no", ha dicho este domingo en una entrevista de TV3 recogida por Europa Press. Por eso, aunque se define republicano, Iceta no es partidario de convocar ahora un referéndum sobre monarquía o república, porque el pacto de 1978 incluía muchas cosas -no sólo la monarquía- y puso de acuerdo a gente muy diferente, mientras que ahora no se dan las circunstancias para un cambio tan grande que suscitara tanto consenso como en 1978.

Al preguntársele por la afectación de la polémica a Felipe VI, ha contestado que la responsabilidad de todo delito es personal, no del entorno de quien pueda haber delinquido. Estas palabras llegan después de que el vicealcalde de Barcelona, Jaume Collboni, se mostrara más crítico. "Su abdicación no fue suficiente. Su salida del país, tampoco. Es imprescindible que la Justicia actúe hasta las últimas consecuencias. Nos jugamos más que una forma de Estado, nos jugamos la democracia y la credibilidad de las instituciones", expresó.

Sobre los aliados del Gobierno central en el Congreso, al preguntársele por el acercamiento PSOE-Cs, ha dicho que él es "partidario de mantener los apoyos que se produjeron en la investidura y, a ser posible, ensancharlos".

En cuanto a la relación PSOE-Podemos, ha dicho que sería muy bueno para España que se cumpla todo el acuerdo de gobierno que firmaron. Respecto a ERC, no entendió que rechazara el estado de alarma planteado por el Gobierno en el Congreso, y "aún menos" entendió que ERC se quejara entonces de que el Ejecutivo se acerque a Cs.

Iceta ha defendido la mesa de negociación Gobierno-Generalitat, aunque cree que es muy difícil que la parte catalana pueda negociar en buenas condiciones, porque los dos socios de Govern "se están mirando el uno al otro, intentando aprovechar errores para sacar beneficio electoral". Además, opina que los momentos preelectorales no son los mejores para negociaciones como ésta, sino que "convendría tener el Gobierno de Cataluña renovado".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento