(AMP) Santalices proclama que "debe de ser la legislatura de las personas" y advierte que "no cala la estridencia"

El recién elegido presidente del Parlamento para la XI Legislatura, Miguel Santalices, ha proclamado que esta que comienza "debe de ser la legislatura de las personas" y ha advertido de que los discursos que "calan" son los que tienen "contenido". "No cala la estridencia", ha advertido, tras señalar que "acabamos de comprobarlo".

En sus primeras palabras ante el nuevo hemiciclo ha tenido un recuerdo para todas las víctimas del covid-19 y sus familias, así como todos los fallecidos durante esta pandemia que no han podido ser despedidos por sus seres queridos. Así, quiso dedicar, en esta sesión constitutiva, un minuto de silencio que los diputados guardaron antes de escuchar y cantar el Himno de Galicia, con el que ha concluido la sesión.

Santalices, veterano diputado desde la V Legislatura, ha saludado a los nuevos miembros del hemiciclo y ha querido pedir "disculpas" por una sesión en la que los invitados han sido recolocados en salas anexas, una imagen inédita en la cámara, en la que los escaños están separados por mamparas.

En su discurso, Santalices pidió a los diputados que hagan discursos que incidan en la necesidad de mantener la seguridad y salud de las personas. "Pido colaboración de los diputados, sus frases deben tener incidencia positiva", ha apelado el presidente de la Cámara, quien ha tenido palabras también para los trabajadores del Pazo do Hórreo, una casa de la que presumió ser uno de los mayores conocedores: "pocas personas puede haber que le quieran tanto".

El presidente del Parlamento, que comienza su séptima legislatura como diputado en el Pazo do Hórreo, no obvió su condición de médico para justificar las medidas de prevención instaladas en la Cámara, como las mamparas que separan a los diputados en el hemiciclo.

AGRADECIMIENTOS

Santalices fue agradecido con su grupo parlamentario por apoyarle nuevamente y, en especial, al presidente Alberto Núñez Feijóo, y se pudo ver, incluso pese a la mascarilla, la emoción de haber sido revalidado, con gestos que así lo desvelaron.

Pidió "disculpas" por una sesión que no pudo ser con invitados, pero apeló a la "responsabilidad" y a la situación excepcional. "Me gustaría tener lleno" el hemiciclo, reconoció, pero "sé que lo tenía que hacer así", sentenció.

En esta línea pidió la "colaboración de los diputados" para que, en el uso de su palabras, trasladen a la sociedad la necesidad de "cumplir las normativas sanitarias y las recomendaciones" al respecto.

ORGULLO DE SER PARLAMENTARIO

"Sé el orgullo que es ser parlamentario, ustedes lo van a sentir y les recomiendo, por experiencia propia, que los discursos que calan" son los que "tienen contenido y argumentación sólida". "No cala la estridencia, lo acabamos de comprobar", ha dicho, antes de señalado que "desde las discrepancias lógicas" hay que "siempre mantener la dignidad de la cámara".

Santalices incidió en que "debe de ser la legislatura de las personas" que lo están pasando mal y hay que "tratar de hacer cosas para ayudarles a ellos". "Solo pido una cosa: estar a la altura de la confianza depositada en mí y pido por ustedes, por que estén a la altura de la confianza que los electores depositaron", sentenció antes de dar por constituida la cámara y de guardar un minuto de silencio. La sesión finalizó con el Himno de Galicia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento