'Cruising'
Dos hombres practicando sexo en un coche.

Condones desperdigados por el suelo, algún que otro transeúnte en busca de sexo fácil y rápido y coches que no dejan de pasar una y otra vez por el mismo sitio sin llegar nunca a detenerse.

Éste es un cuadro típico del cruising. O lo que es lo mismo, desconocidos que se citan para tener sexo en plena calle. Una costumbre practicada principalmente por el colectivo gay y cuyos puntos de quedada son de sobra conocidos por todos sus integrantes.

En el cruising desconocidos se citan para tener sexo en la calle.

Estos puntos están repartidos por todo Madrid y, aunque normalmente suelen estar alejados de las viviendas, vecinos de zonas como el Templo de Debod, la calle Farmacia (Chueca) y Ventas ya que se han quejado varias veces de las molestias que les ocasiona esta afición.

También las prostitutas

Esto se une a las viejas protestas de los residentes de los barrios que sufren el azote de la prostitución, como Colonia Marconi o Capitán Haya, calle esta última donde las meretrices han vuelto hace seis meses tras años sin aparecer: "Antes eran latinas y ahora rumanas".

"Aunque no arman escándalo, tememos que esto vaya a más", dice una vecina. Sin embargo, en puntos como la Casa de Campo la situación ha mejorado bastante, "sobre todo desde el cierre de hace dos años al tráfico", asegura un residente a 20 minutos.es.

En el parque donde juegan los niños encuentran cada mañana preservativos usados"

En total, son ocho los barrios de Madrid que viven con el sexo callejero (ver mapa, abajo), y las quejas y denuncias de sus residentes dan para un libro de anécdotas : "En el parque donde juegan los niños encuentran cada mañana preservativos usados", dice una vecina del Templo de Debod; "no es la primera vez sorprendemos a una pareja en el portal. Han llegado a romper farolas para estar a oscuras", afirma otro de Chueca.

La Policía Local reconoce que reciben llamadas de denuncia por este asunto, pero "nuestra labor sólo puede ser preventiva. No se puede detener a nadie por eso, y si se les echa de un sitio se van a otro".