Todo lo que se sabe de la mujer descuartizada en Chapinería: ¿por qué se cree que fue un conflicto familiar?

Guardia Civil trabaja en identificar el cuerpo descuartizado hallado en Chapinería
Guardia Civil trabaja en identificar el cuerpo descuartizado hallado en Chapinería
Europa Press

La Guardia Civil baraja diferentes sospechas detrás del hallazgo del cadáver de una mujer de 70 años en el camino de las Maderas, Chapinería (Madrid). El cuerpo estaba descuartizado y separado en diferentes bolsas de basura.

La alcaldesa del lugar, Lucía Moya, desmintió los rumores que especulaban con que la muerte fuese obra de un asesino en serie: "En ningún caso es así. La Guardia Civil no baraja la posibilidad de dirigir la investigación en ese sentido". Sin embargo, los agentes mantienen abiertas por el momento todas las hipótesis sobre el caso, en el que no hay detenidos y que está pendiente aún de identificar a la víctima.

Más concretamente, el instituto armado trata de confirmar si, como dicen los vecinos, la víctima es una mujer de 70 años a la que hace días que no veían y que pudo ser asesinada por un conflicto familiar. "Era una familia un poco conflictiva entre ellos, que se pegaban en los bares pero ahora llevaban un tiempo que estaban más relajados", ha asegurado un vecino, después de recordar que hace unos años llamaban a la familia las 'Spice Girls'.

Conflictos constantes

En Chapinería los vecinos parecen tener clara la identidad de la fallecida: Marisa, de 70 años, que lleva afincada en el pueblo desde hace dos décadas. Esta mujer, viuda, tiene dos hijas con las que ha mantenido conflictos constantes en público a lo largo de los años, hasta que dos de ellas se marcharon y se relajó la situación. "A la madre ya sólo se la veía salir a comprar y poco más", relata un residente a Efe.

Problemas recientes en la familia

La tranquilidad se rompió hace unos veinte días cuando una de las hijas regresó con su novio al pueblo, al que apodan el Loco y que los vecinos califican de "problemático". Estos mismos testigos también apuntan a las disputas por el dinero que las jóvenes pedían a su madre, en cuya casa todavía permanecía esta mañana la ropa tendida. "Era una pelea constante, pero luego, desde el pasado jueves, ya no hemos visto más a Marisa", ha asegurado otro vecino.

El cuerpo estaba a 350 metros de la casa

Una de las piezas clave en el caso es que el cuerpo descuartizado fue hallado a escasos 350 metros en línea recta de la casa donde Marisa vivía en Chapinería. Ayer se personaron allí los investigadores para recabar pruebas, según han detallado fuentes de la investigación.

“Somos un municipio de 2.400 habitantes. Es tranquilo, no hay conflictos... Nada de estas características, que son muy preocupantes. Las contemplas siempre desde fuera y nunca piensas ser portador de una noticia tan macabra y tan dura como la que estamos viviendo”, ha lamentado la alcaldesa en declaraciones a Efe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento