Unas 63 entidades aportan soluciones innovadoras para mejorar la eficiencia energética de viviendas de más de 40 años

La primera fase del proceso de Compra Pública de Innovación (CPI) que la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática abrió el 23 de junio, con el asesoramiento técnico de la Agència Valenciana de la Innovació (AVI), se ha saldado con la recepción un total de 63 propuestas innovadoras en materia de rehabilitación, según han informado los impulsores de la inciativa en un comunicado.
Grupo de viviendas
Grupo de viviendas
GVA - Archivo

Empresas, universidades, centros de investigación, institutos tecnológicos y también personas físicas han aportado soluciones "inéditas" para reducir el consumo energético y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), así como mejorar la calidad y flexibilidad de los espacios habitables, en especial de aquellos inmuebles que superan los 40 años de antigüedad y que no estuvieron sujetos a ningún tipo de normativa energética.

Tras el cierre de la consulta, la Conselleria de Vivienda ha designado un comité de expertos para la evaluación de las iniciativas con el objeto de elaborar un documento de conclusiones en el que consten las soluciones potenciales más eficientes e innovadoras.

Las soluciones seleccionadas deberán ser testadas para comprobar su eficiencia y, de hecho, está previsto que algunas de ellas se incorporen a sendos proyectos pilotos o demostradores de rehabilitación que la Generalitat promoverá, primero, en un edificio deshabitado y, posteriormente, en otro habitado.

Más de la mitad de las soluciones recibidas, un 54%, proceden directamente de empresas, mientras que alrededor de un 22% se corresponden con institutos tecnológicos y centros de investigación y cerca de un 13% provienen de universidades.

El impacto de dicha consulta se concentra fundamentalmente en la Comunitat Valenciana, que aglutina el 85% de los proyectos presentados, frente al 15% restante, que viene de otras comunidades autónomas como Cataluña, Andalucía o Madrid.

TECNOLOGÍA PARA MEJORAR LA GESTIÓN

Las 63 propuestas recibidas, que dan respuesta a todos los retos planteados por la Conselleria de Vivienda, son iniciativas relacionadas con el impulso de los modelos de empoderamiento y concienciación del usuario, y con la introducción de tecnología para mejorar la gestión de los edificios son las más numerosas.

Representan el 22% de los registros, un porcentaje idéntico al de las soluciones que elevan la resiliencia de los edificios ante una crisis sanitaria como la actual, a través de la mejora el confort y la flexibilidad de los espacios, la optimización de los sistemas de ventilación e iluminación y el aumento de la resistencia de los inmuebles en términos climatológicos.

Cerca del 18% de las propuestas aporta medidas pasivas de rehabilitación bioclimática, mediante el fomento y exploración de nuevas tecnologías constructivas y el desarrollo de nuevos productos; y un porcentaje similar ofrece también medidas activas como, por ejemplo, sistemas para favorecer la implantación del autoconsumo en los bloques de viviendas.

Por último, la incorporación de los principios de economía circular en la rehabilitación se aborda en un 14% de los proyectos, mientras que alrededor de un 7% atiende la creación de mecanismos de financiación innovadores.

EL 70% PODRÍA DESARROLLARSE EN MENOS DE UN AÑO

La mayor parte de estas soluciones se encuentran en un nivel de madurez tecnológica elevado, superior al 6 en una escala del 1 al 9. De hecho, cerca del 60% de los sistemas o prototipos que se han presentado a esta consulta al mercado ya se han validado al menos en un entorno de laboratorio, lo que garantiza su salto al mercado a corto plazo.

Prueba de ello es que el tiempo estimado para el desarrollo y puesta en funcionamiento de dichos proyectos no supera los 12 meses en más del 70% de los casos.

No obstante, también hay lugar para tecnologías disruptivas en un estadio menos avanzado de gestación. Y es que un tercio del total se corresponde con desarrollos a escala de laboratorio, que se sitúan en un nivel 4 en la escala de madurez tecnológica.

SONDEO

Con esta consulta preliminar al mercado, la Conselleria de Vivienda y la AVI pretendían sondear la disponibilidad del tejido productivo para desarrollar respuestas innovadoras a los retos identificados en el ámbito de la rehabilitación y la eficiencia energética, así como para analizar la viabilidad técnica y económica de dichas propuestas.

Un objetivo que se ha cumplido "con creces", según la directora general de Innovación Ecológica en la Construcción, Núria Matarredona que ha indicado que "están muy satisfechos con la acogida que ha recibido la consulta y con el nivel técnico de las iniciativas que han presentado tanto el tejido productivo como el científico-tecnológico que lo que evidencia el interés que despierta la vivienda resiliente y la oportunidad de innovación que supone".

"En cualquier caso, -ha añadido-, las soluciones seleccionadas deberán ser testadas para comprobar su eficiencia y, de hecho, está previsto que algunas de ellas se incorporen a proyectos pilotos o demostradores de rehabilitación que la Generalitat promoverá, primero, en un edificio deshabitado y, posteriormente, en escenario habitados".

En la misma línea se ha pronunciado la secretaria general de la Agència Valenciana de la Innovació, Olivia Estrella, que ha agradecido la participación de los distintos eslabones del sistema valenciano de innovación.

"El interés que ha suscitado la consulta preliminar al mercado demuestra el potencial de la Administración para dinamizar la innovación en el sector privado y orientar nuestro tejido productivo hacia sectores de actividad emergentes, con un elevado valor añadido", ha destacado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento