Juan Carlos Montero: "Las personas consideran los problemas en los pies como estéticos y no de salud"

  • El 90% de cuidados de salud en los pies no se pudieron atender durante el confinamiento.
  • Las uñas que se clavan, úlceras diabéticas y traumatismos han sido las urgencias más atendidas.
  • "Como trivializamos el cuidado de nuestros pies no acudimos al profesional adecuado como es el podólogo".
Traumatismo en el pie
Los traumatismos en los pies han sido frecuentes durante el confinamiento.
GTRESONLINE

Durante el confinamiento las consultas de podología han estado abiertas para atender urgencias. Sin embargo, algunas personas se han encontrado desatendidas y, además, ha surgido un gran problema como es el incremento del intrusismo que preocupa a todos los podólogos. 

Por eso, Juan Carlos Montero Arroyo, Vocal de Comunicación, Publicidad y Redes del Colegio Oficial de Podología de la Comunidad de Madrid (COPOMA), ha contestado a algunas preguntas para 20 minutos sobre algunas de las urgencias más atendidas y los riesgos que conlleva el intrusismo para los pacientes.

Hola Juan Carlos, ¿cuáles han sido las urgencias en los pies más atendidas durante la pandemia? Desde el problema más básico como una uña que se me clava y que me va a generar una infección en un dedo, úlceras diabéticas en los pies diabéticos que requieren una atención temprana para evitar complicaciones graves como la amputación y los traumatismos. Claro, hemos estado metidos en casa, entonces hemos ido sin zapatos y el típico golpe en el pie o el típico pisotón me puede generar una pequeña fractura.

¿Qué personas se han visto más desatendidas? El 90% de cuidados de salud en los pies que no eran urgentes no los hemos podido atender como los callos, los tratamientos de los niños con pies planos o los deportistas con fascitis plantar. En la ciudad de Madrid se cerraron los centros de mayores, por lo que estas personas tampoco han podido recibir servicios de podología.

Al parecer el intrusismo ha aumentado durante el confinamiento, ¿por qué hay intrusismo en podología? La ciudadanía no tiene muchas veces ese concepto de que el cuidado de mis pies es un cuidado de salud. ¿Qué ocurre? Que muchas veces se tiende a trivializar los pies y parece que los pies solo sirven para lucir el zapato y esto es un error porque vemos que si tengo un problema en el pie es un problema estético y no de salud. Como trivializamos el cuidado de nuestros pies no acudimos al profesional adecuado como es el podólogo.

¿Cuáles son los riesgos que el intrusismo tiene para los pacientes? Estos intrusos no tienen ni la titulación ni el permiso, tampoco el material apropiado que haya pasado por los procesos adecuados. Utilizar el mismo material para todas las personas puede transmitir varias enfermedades desde un hongo hasta una hepatitis o el VIH, no estamos hablando de ninguna tontería. Aparte, con esta situación los podólogos nos hemos tenido que preparar, utilizar los EPIS apropiados y medidas de limpieza para superficies que estos intrusos no hacen.

¿Dónde brindan sus servicios esos intrusos? Estas personas que practican la podología de manera ilegítima lo hacen o bien en los domicilios de las personas o bien en centros supuestamente de estética que no son centros sanitarios y no tienen la potestad de brindar cuidados de salud. 

¿Ese intrusismo se podría terminar si la podología, finalmente, formase parte del Sistema de Salud Público? Pues sería una forma que ayudaría bastante a luchar contra el intrusismo. Nosotros somos profesionales de la salud, pero estamos en el ámbito privado. ¿Qué ocurriría si esto pasase? Estando dentro del sistema, este lucharía a nuestro favor. Cuando hay un problema que necesita una atención podológica el médico de familia no puede derivar al podólogo porque no existe. Por otro lado, si estamos dentro del sistema público, en cuanto a medidas legales en contra del intrusismo se podrían hacer efectivas muchas más. La situación mejoraría mucho. 

¿Por qué a pesar de lo importante que es acudir a un podólogo para cuidar la salud de los pies, sigue sin incluirse en el Sistema de Salud? ¿Tiene que ver con lo que comentabas de que se trivializan los pies? Sí, poniendo un poco un símil los odontólogos hace 30 años estaban en nuestra situación. Ahora nadie imagina irse a un curandero en el pueblo para sacarse una muela. Al final, nosotros tendremos el mismo proceso. Cada día nos damos más cuenta de que los cuidados del podólogo son imprescindibles para los diabéticos, ancianos, niños... Claro, yo tengo un problema en el pie y no puedo caminar y esto me impide hacer vida normal. Así que yo pienso que el problema es ese, que todavía trivializamos el cuidado de los pies. Se podría, por ejemplo, aprobar la inclusión del podólogo en las unidades multidisciplinares de pie diabético. La inversión es mínima y hay un estudio que nos dice que se reducirían el 70% de las amputaciones por pie diabético. Esto supondría un ahorro en cuanto estancia hospitalaria, quirúrgica, recuperación... vamos gastos importantes. 

Entonces, ¿las expectativas son positivas? Sí, sobre todo, al final es una cosa de sentido común. Aquí en España es el único profesional de la salud que no está dentro del Sistema Nacional Público. Además, hemos puesto de acuerdo a la clase política, así que a medio plazo será una realidad. En otras Comunidades Autónomas como Cantabria ya existe la figura del podólogo dentro de la cartera de servicios pública con muy buenos resultados. 

Para concluir, ¿una última reflexión? Al final desde el Colegio seguimos reivindicando esta necesidad de inclusión y hacemos la reflexión de que lo más importante es la prevención. Por eso pensamos que la presencia del podólogo a nivel hospitalario y de atención primaria pues sería un hecho que haría que muchas patologías que causan bastante gasto sanitario pues las pudiéramos prevenir por el bien de nuestros pacientes que son al final quienes las sufren.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento