Kiko Matamoros lucha contra una infección desconocida en plena recuperación de su pancreatitis

Kiko Matamoros pasea por las calles de Madrid.
Kiko Matamoros pasea por las calles de Madrid.
GTRES

Kiko Matamoros no atraviesa su mejor momento. El colaborador de televisión, que fue intervenido la pasada semana para extirparse la vesícula, sufrió unos días después una pancreatitis aguda por la que tuvo que volver al hospital. Pero eso no es todo, ya que el tertuliano pelea ahora contra una infección de origen desconocido, según han informado este lunes en Sálvame.

"Kiko está bastante preocupado y caído porque, aunque la pancreatitis está mejorando y ya está tomando sólidos, hay una infección que no saben de dónde procede", ha explicado el reportero Omar Górriz, aclarando además que Matamoros se ha sometido a varias pruebas, como una ecografía y un tac.

El programa de Telecinco continúa pendiente del estado de salud de su colaborador, que todavía no ha podido incorporarse a su puesto. Y es que, tal y como han señalado, Matamoros evoluciona positivamente de la pancreatitis, aunque necesita cuidar su salud.

De momento, los médicos estudian cuál es el origen de la infección que sufre el madrileño, que cuenta con el apoyo de su pareja, Marta López Álamo, y de su familia. Eso sí, a excepción de su hija, Anita Matamoros, con la que no se habla desde hace un tiempo. 

De hecho, la enemistad entre padre e hija ha sido uno de los temas estrella de los platos de Mediaset durante los últimos días. Incluso el propio tertuliano intervino desde el hospital para criticar que su hija pequeña no se ha preocupado por su situación. Además, algunos colaboradores aseguran que el conflicto podría deberse a la novia del tertuliano.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento