Soraya Sáenz de Santamaría y José Antonio Alonso
Soraya Sáenz de Santamaría y José Antonio Alonso. (AGENCIAS). AGENCIAS

Tras el último atentado de ETA, el PP ha presentado una proposición no de ley en el Congreso y una moción en el Senado en la que solicita al Gobierno "en el plazo más breve posible" que apruebe un real decreto que disuelva los ayuntamientos gobernados por ANV en el País Vasco. El PSOE, por su parte, ha defendido ese hipotético desalojo de ANV pero siempre con "respeto a la Constitución", a la ley, al consenso político y al Pacto Antiterrorista.

Entre todos hay que lograr que esta gente no esté en los ayuntamientos

Sobre este asunto, la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría ha recalcado que "es el momento" para proceder a la disolución de los consistorios de ANV, "utilizando mecanismos que tiene el Gobierno" y con el apoyo del Senado.

La proposición no de ley y la moción registradas en ambas cámaras reclaman que los ayuntamientos gobernados por ANV "no gestionen ni un sólo euro" que les pueda corresponder del fondo de 8.000 millones de euros aprobado por el Gobierno, y que "lleguen a los vecinos" a través de las Diputaciones Forales vascas. "Siendo un partido ilegalizado es injustificable en democracia que sigan gobernando ayuntamientos, gestionando mucho dinero público y al frente de instituciones en las que no han condenado ni un sólo acto terrorista", ha declarado la portavoz del PP.

Fuera de los ayuntamientos

Mientras, el portavoz del grupo del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha asegurado que explorarán todas las vías jurídicas, políticas y legales para desalojar a ANV de los ayuntamientos que gobierna en el País Vasco y en Navarra. "ANV no puede estar en el gobierno de los ayuntamientos", ha comentado.

Sobre los 8.000 millones destinados a los ayuntamientos, Alonso ha asegurado que, en consecuencia con esta voluntad política "inequívoca", hay que lograr que "estas personas no puedan gestionar ningún aspecto de la vida pública municipal". Alonso ha recalcado la voluntad "firme" de expulsar a los alcaldes de la formación vasca ilegalizada por el Tribunal Supremo. "Entre todos hay que lograr que esta gente no esté en los ayuntamientos", ha apostillado.