Génova inaugura su nuevo puente, construido en solo 16 meses, con las 43 víctimas del derrumbe en el recuerdo

  • El Puente Génova San Giorgio es, según el primer ministro Conte, "un símbolo de una nueva Italia que se levanta".
Vista general del nuevo puente de Génova (Italia).
Vista general del nuevo puente de Génova (Italia).
LUCA ZENNARO / EFE / EPA

La ciudad italiana de Génova inaugura este lunes el nuevo puente que sustituye al que se derrumbó en 2018, una tragedia en la que murieron 43 personas, incluidos cuatro niños, y otras 600 tuvieron que abandonar sus casas.

El viaducto, llamado Puente Génova San Giorgio, está situado en la autopista A10, que atraviesa la ciudad, y ha sido diseñado por Renzo Piano. Según el primer ministro, Giuseppe Conte, "es un símbolo de una nueva Italia que se levanta". A la inauguración acudirán las principales autoridades italianas, pero no los familiares de las víctimas.

En un país donde aún esperan la reconstrucción de localidades como L'Aquila o Amatricce, afectadas por terremotos en 2006 y 2016, respectivamente, el levantamiento del nuevo puente en 16 meses ha sido calificado como "un milagro". El colapso del anterior provocó importantes daños económicos al quedarse la ciudad sin una de sus arterias clave.

Para la construcción, realizado por el consorcio PerGenova, formado por las empresas Fincantieri y Salini Impregilo, se han utilizado 17.400 toneladas de acero y se han necesitado hasta 19 ascensores para trabajar, incluidos tres especiales para colocar los tramos de 100 metros cada uno y llevarlos a más de 40 metros de altura.

Roberto Carpaneto, consejero delegado de RINA, la compañía encargada de gestionar tanto la demolición del viejo puente como la reconstrucción, dijo que en este tiempo "se ha retirado el viejo puente, que eran cerca de 180.000 toneladas de cemento y que se encontraba a 50 metros de altura, mientras que los pilones estaban a 92 metros, y después se ha realizado la construcción del nuevo, que efectivamente comenzó el 15 de abril de 2019".

Los 18 pilares del nuevo puente, iluminados con la bandera.
Los 18 pilares del nuevo puente, iluminados con la bandera.
LUCA ZENNARO / EFE / EPA

Afirmó que el puente de Génova es un ejemplo de que "si se quiere se pueden hacer las cosas", pues "todas las sociedades y la administración pública han sido muy eficaces". Aseguró que se ha trabajado sobre todo pensando en la necesidad de mitigar los problemas que causó la caída del puente, "pues cada día se ha calculado que la ciudad perdía entre 6 y 10 millones por no tener el puente".

Las máximas autoridades italianas, entre ellas Conte y el presidente de la Republica, Sergio Mattarella, asistirán este lunes por la tarde a la inauguración en una ceremonia sobria por respeto a la voluntad de los familiares de las 43 víctimas, que no asistirán. Antes de la ceremonia, en la sede de la delegación de Gobierno de Génova, el presidente de la República se reunirá con ellos en privado

Mostrar comentarios

Códigos Descuento