Vodafone realiza otra activación masiva del servicio DictaSMS sin preguntar al cliente

  • FACUA considera ilegal la acción y señala que afecta incluso a los clientes de operadoras móviles virtuales que dependen de Vodafone.
  • La normativa de consumo impide activar servicios que no sean gratuitos sin el consentimiento del usuario.
  • Al propietario del teléfono no se le cobra el servicio, pero sí a quienes lo usan para que sus mensajes lleguen en forma de SMS.
Una chica lee un mensaje de texto en su móvil.
Una chica lee un mensaje de texto en su móvil.
INDI.CA
La operadora británica Vodafone vuelve a la carga con sus servicio DictaSMS, con una activación masiva de este servicio a sus clientes que la asociación de consumidores
FACUA considera ilegal por no contar con la autorización de los usuarios.

DictaSMS es un servicio que permite recibir los mensajes que dejan en tu contestador automático en forma de SMS. A quien llama a un teléfono que lo tiene activado, se le proporciona la opción de que su mensaje sea enviado como un texto al propietario del móvil.

Según explican desde Vodafone, el servicio sólo funciona entre sus clientes, y salta cuando el teléfono está apagado o fuera de cobertura. Escuchar la locución es gratuito para quien recibe la llamada, pero quien llama deberá pagar por su mensaje según la duración y el plan de precios que tenga contratado.

Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores FACUA, señala que esta organización ha recibido quejas de  varios asociados. Según los datos en su poder, la activación del servicio DictaSMS es masiva y se ha producido en diferentes fases. Afecta incluso, según Sánchez, a los clientes de operadoras móviles virtuales, como Eroski Móvil, que dependen de la red de la operadora británica para prestar su servicio.

FACUA considera ilegal esta acción, pues en su opinión no pueden activarse servicios, sean o no gratuitos, sin el consentimiento o la petición previa del usuario. Desde la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones aseguran también que los servicios no pueden activarse sin consentimiento, pero en todo caso señalan que los usuarios del servicio que tengan alguna queja deberán trasladarla a la consejería de consumo de su comunidad autónoma o al Instituto Nacional de Consumo, competente para resolver estos temas.

Quien paga no es quien tiene el servicio

La Ley General de Defensa de los Consumidores prohibe "suministrar al consumidor y usuario bienes o servicios no pedidos por él cuando dichos suministros incluyan una petición de pago de cualquier naturaleza". Y exime al cliente del pago del servicio en caso de que así suceda.

Pero en el caso de DictaSMS, quien debe abonar una cantidad de dinero a la operadora no es el cliente de Vodafone, para el que el servicio es gratuito, sino quien hace uso de él para que sus mensajes lleguen en forma de mensaje de texto. Se trata pues de un servicio gratuito y que, a su vez, tiene coste para los usuarios. Y que reportará ingresos a la operadora.

En el caso de que se presentasen denuncias y el servicio fuera considerado de pago, el consumidor tendrá derecho según la ley "a ser indemnizado por los gastos y por los daños y perjuicios que se le hubieran causado".

Cómo desactivarlo

No es la primera vez que DictaSMS presenta problemas. La pasada primavera, Vodafone ya realizó una activación masiva de este servicio, pero tras conocerse que la operadora había facturado a algunos clientes este servicio sin su consentimiento por un problema técnico, se comprometió a desactivarlo y a devolver las cantidades cobradas indebidamente.

Entonces, los usuarios que se pusieron en contacto con FACUA aseguraban que les habían cobrado llamadas a teléfonos Vodafone apagados o fuera de cobertura en las que les saltó la locución del servicio DictaSMS, pese a que no aceptaron utilizarlo.

Transcurridos unos meses desde entonces, el servicio vuelve a activarse, y Vodafone afirma que ha puesto los medios necesarios para que quien quiera darse de baja pueda hacerlo fácilmente. Se ha habilitado una numeración corta específica (147), y en cada conversión se le manda un mensaje tanto a quien que deja el mensaje como al que lo recibe el mensaje) explicándole el servicio y cómo puede obtener más información. Para desactivarlo, basta con marcar #203*1# en su móvil y la tecla de llamada.

Varios lectores de 20minutos.es se han puesto en contacto con esta redacción en los últimos días para alertar sobre la activación de este servicio, y comentan que a menor escala, también otras operadoras activan servicios como el contestador sin consentimiento del cliente. Las quejas no sólo se refieren al coste que esto puede tener, sino sobre todo a la falta de respeto hacia los clientes por parte de las operadoras.

Medios y foros especializados en telefonía móvil señalan además que el cliente de telefonía puede también solicitar la exclusión de todos las activaciones masivas que se realicen en el teléfono de atención al cliente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento