Sánchez reúne a los presidentes autonómicos con el rey como invitado en plena escalada de contagios por Covid-19

El rey Felipe saluda a Torra y Urkullu durante el homenaje de estado a las víctimas del coronavirus.
El rey Felipe saluda a Torra y Urkullu durante el homenaje de estado a las víctimas del coronavirus.
ARCHIVO

Por primera vez desde que comenzara la crisis del coronavirus, la Conferencia de Presidentes se celebrará de forma presencial este viernes, pese a las quejas de algunos dirigentes autonómicos que pedían que el formato siguiera siendo telemático, sobre todo por el contexto que vive España, con cerca de medio millar de brotes de coronavirus repartidos por todo el país.

Desoyendo las distintas peticiones, la localidad riojana de San Millán de la Cogolla acoge este viernes una cita en la que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, buscará el consenso con las autonomías para la reconstrucción, aunque contará con la ausencia destacada de Quim Torra, que ha decidido no acudir a este encuentro pese a que participó en las anteriores telemáticas. Sí estará Iñigo Urkullu, que se ha presentado por sorpresa pese a haber anunciado que tampoco iría.

También acudirá, por segunda vez, el Rey Felipe, que presidirá la apertura de esta conferencia de Presidentes y mantendrá un encuentro informal con Sánchez y los máximos representantes de las comunidades antes del inicio de los trabajos.

Este encuentro se celebra solo 10 días después de que el Consejo Europeo acordara un fondo europeo para paliar la crisis del coronavirus en los países de UE, del que 140.000 millones irán a parar a España. Éste será uno de los asuntos que estará sobre la mesa, ya que además de explicar a los dirigentes autonómicos en qué consiste este fondo, éstos reclamarán un reparto justo. Es el caso del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, o el murciano Fernando López Miras. Revilla espera que no sea como la distribución de fondo Covid-19, que consideró "absolutamente injusta" para su comunidad.

Con los brotes y contagios sin freno

La reunión, sin embargo, se produce en un momento delicado en materia de salud pública, ya que los brotes de coronavirus se han multiplicado por toda la geografía española alcanzando los 483 brotes activos, según la información facilitada este jueves por el Ministerio de Sanidad, que cifró en 1.229 lo nuevos contagios.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, planteará la necesidad de establecer una coordinación a nivel nacional y de contar con una legislación adecuada para que las autonomías puedan actuar cuando surja un brote en su territorio. En reiteradas ocasiones ha reclamado al Gobierno central un plan de brotes nacional y que se reforme la Ley Orgánica de Salud Pública, de forma que las Comunidades puedan tener ciertas competencias sin necesidad de decretar un nuevo estado de alarma.

Coordinación pedirá también Juanma Moreno. El presidente andaluz reclamará a Sánchez más de la que está habiendo, así como "la máxima fluidez de información entre todos". En este sentido, el castellanomanchego Emiliano García-Page, reclamará, por su parte, que se cree una reserva estratégica de medicamentos y de vacunas contra la COVID-19, cuando ésta se desarrolle, para evitar problemas de falta de suministro como ocurrió en su momento con las mascarillas.

Otras peticiones económicas

En la reunión habrá otras demandas económicas, como la que hará Navarra para que se "clarifiquen" sus posibilidades financieras tras quedar fuera del fondo Covid debido a su régimen fiscal propio, así como la reforma de la financiación autonómica que muchos presidentes llevan tiempo reclamando.

Ximo Puig, presidente de la Generalitat Valenciana, será uno de los que ponga esta reclamación sobre la mesa de forma "inaplazable y urgente" para que no haya "dos velocidades en la recuperación, apuntan fuentes de su gobierno. Además, expondrá su intención de presentar proyectos que el fondo europeo pueda sufragar. Del mismo modo, Page propondrá una revisión de la financiación autonómica "habida cuenta del éxito" logrado con el fondo europeo.

Torra, el gran ausente

Quien no hará reclamaciones en esta conferencia será el presidente de Cataluña, grans ausente de este encuentro pese a la petición expresa de Pedro Sánchez para que acudieran a esta reunión por su importancia. 

El dirigente catalán, contrario a la presencia del Rey, el carácter presencial de la reunión le ha servido como excusa para no acudir a la cita, sobre todo teniendo en cuenta que Cataluña está siendo una de las comunidades más azotadas por los rebrotes, con algunos de gran relevancia. Sin embargo, ha emplazado al presidente a tratar el plan de reactivación posterior a la COVID-19 elaborado por la Generalitat y otras demandas pendientes en una reunión telemática entre los dos la próxima semana. 

Por su parte, Urkullu ha decidido a última hora a acudir a la cita. Hasta el último momento había declinado hacerlo mientras no hubiera una fecha cerrada para celebrar la Comisión Mixta de Concierto, según fuentes de la Presidencia del Gobierno Vasco. Una comisión que consideran esencial porque el Ejecutivo autonómico necesita "tener claro el escenario del déficit" para poder endeudarse y definir los presupuestos para 2021", según el consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu.

A finales del mes de agosto tendrá lugar una nueva Conferencia de Presidentes para abordar otro de los grandes temas que a día de hoy sigue pendiente de la evolución de la epidemia como es la vuelta a las clases en septiembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento