¿Qué es la pancreatitis? Estos son los síntomas, las causas y el tratamiento

Imagen destacada del páncreas dentro del cuerpo humano.
El páncreas dentro del cuerpo humano.
GTRES

El páncreas es una glándula alargada y plana que se encuentra detrás del estómago, en la parte superior del abdomen, y se encarga de producir enzimas que facilitan la digestión y hormonas que ayudan a regular el procesamiento de azúcar (glucosa) que realiza el organismo, tal y como explican en Mayo Clinic

Así, la pancreatitis se produce cuando se inflama este órgano y puede presentarse de forma aguda, esto es, aparece de forma repentina y desaparece a los pocos días con tratamiento; o de forma crónica, causando daños duraderos. 

En este sentido, la afección aparece "cuando las enzimas digestivas se activan mientras todavía se encuentran en el páncreas, lo que irrita las células del páncreas y causa la inflamación", añaden. Una persona que ha padecido varios episodios de pancreatitis aguda puede tener graves daños, ya que "se puede formar tejido cicatricial y provocar una pérdida funcional", generando además problemas digestivos y diabetes. 

Algunas de las condiciones que pueden desencadenar en una pancreatitis son los siguientes:

  • Cirugía abdominal.
  • Alcoholismo.
  • Ingesta de determinados fármacos.
  • Fibrosis quística.
  • Cálculos biliares (son los que causan episodios de pancreatitis aguda).
  • Niveles altos de calcio en la sangre.
  • Niveles altos de triglicéridos en la sangre.
  • Infecciones de virus u otros parásitos.
  • Lesión abdominal.
  • Obesidad.
  • Cáncer de páncreas.

Por otra parte, el consumo excesivo de alcohol, el tabaquismo o los antecedentes familiares también son factores que incrementan el riesgo de padecer este problema.

¿Cuáles son los síntomas principales?

Uno de los signos de alerta más habitual es el dolor en la parte superior del abdomen, que puede extenderse a la espalda. Así, según el Instituto Nacional de la Diabetes y las Enfermedades Digestivas y Renales (NIH, por sus siglas en inglés), la pancreatitis aguda se caracteriza por un dolor que puede comenzar lentamente o de forma repentina y que dura varios días. Otros síntomas son: fiebre, náuseas, vómito, ritmo cardíaco acelerado, e inflamación o sensibilidad en el abdomen.

Respecto a los síntomas de la pancreatitis crónica, algunas personas sienten dicho dolor en el abdomen, mientras que otras no manifiestan ninguno. No obstante, puede que no tengan síntomas hasta que aparecen complicaciones más graves. El resto de signos de alarma serían los siguientes:

  • Diarrea.
  • Náuseas.
  • Heces grasosas y malolientes.
  • Vómito.
  • Pérdida de peso.

¿Cómo es el tratamiento?

"El tratamiento para la pancreatitis puede incluir hospitalización para recibir líquidos intravenosos (IV), analgésicos y otros medicamentos", aunque en ocasiones es necesario realizar un procedimiento quirúrgico si hay complicaciones, indican en el NIH

Durante la hospitalización puede que el paciente tenga que realizar un ayuno para que el páncreas se recupere. "Una vez que la inflamación esté controlada, podrás comenzar a beber líquidos claros y comer alimentos suaves", subrayan en Mayo Clinic. Algunos tratamientos adicionales pueden incluir fármacos para el alivio del dolor abdominal, enzimas para mejorar la digestión o cambios en la alimentación reduciendo la ingesta de grasas y evitando las bebidas alcohólicas.

Una vez que la pancreatitis esté bajo control, los profesionales sanitarios pueden tratar la causa que origina esta inflamación. Así, según Mayo Clinic, los tratamientos podrían ser: 

  • Procedimientos para eliminar las obstrucciones de las vías biliares. 
  • Si la causa son los cálculos biliares una opción es realizar una cirugía de vesícula. 
  • Puede ser necesario realizar una cirugía para drenar el líquido del páncreas o para eliminar el tejido enfermo. 
  • Si la causa es el alcoholismo, una opción es acudir a un programa para eliminar su consumo.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento