Signos inequívocos de que una vivienda ha sido okupada

Estas son las opciones legales para echar rápido a los 'okupas' de una casa
Una de las técnicas es forzar la puerta con palancas.
VANCA

La okupación de viviendas vacías durante el periodo vacacional es una de las grandes preocupaciones de los propietarios, ya que es la etapa en la que se produce el mayor número de allanamientos.

En este sentido, la Policía solo puede desalojar a los okupas sin orden judicial si no han transcurrido más de 48 horas desde que entran en la vivienda. Pasado este tiempo, el propietario tendrá que iniciar un procedimiento judicial civil o penal para recuperarla.

En este punto, ¿cómo podemos saber si nuestra casa ha sido okupada? ¿Cuáles son los principales signos de alarma? Normalmente entran casas vacías, propiedad de entidades bancarias, o de personas que no residen habitualmente. Para ello, recopilan toda la información del inmueble y preparan un plan para allanar la vivienda en el momento correcto, sin que les detecten las cámaras de seguridad, y evitar así ser desalojados.

Daños en la puerta y cambio de cerradura

Los okupas pueden forzar la puerta o la ventana para entrar en la vivienda. Algunas de las herramientas como palancas, taladros o martillos pueden dejar una marca visible que indicará, sin duda, que han intentado entrar en la vivienda. 

En ese caso, "inmovilizan la cerradura para evitar que el propietario entre con su llave", mediante el uso de "pegamento o soldadura en frío", destacan en Idealista. Además, suelen cambiar la cerradura antes del plazo para que pueda entrar la Policía. "Es la manera de demostrar que llevan allí más de 48 horas y que es su propiedad. En algunos casos cambian también la puerta si ha sido dañada en el asalto".

Acceso fraudulento a electricidad

En algunos casos, para evitar ser acusados por robo, "se llevan banderas o motivos que indiquen que son okupas, no ladrones", añaden en Idealista. 

Si han conseguido evitar el desalojo en las primeras 48 horas y es una casa vacía, esto es, que carece de suministros básicos como electricidad, puede que se conecten de forma fraudulenta a otra fuente de energía para tener luz de forma gratuita. Por tanto, si ves que hay cables o enchufes cortados, puedes sospechar de que han okupado la casa.

Consejos para evitar que entren en casa

Las principales recomendaciones para prevenir este problema es invertir en seguridad de cerraduras, puertas y ventanas en la vivienda, así como instalar cámaras de seguridad y alarmas conectadas directamente con la Policía, tal y como destacan en Prosegur

Si te vas de vacaciones unos días procura que parezca que en la vivienda sigue habiendo gente. Hay que cerrar bien las ventanas, pero no bajar del todo las persianas o, si existe la opción, encender las luces de algunos espacios cada cierto tiempo con un temporizador. Otra alternativa es tener plantas en la ventana o en el balcón bien cuidadas para hacerles creer que está habitada. 

Tus vecinos pueden ser grandes aliados, por lo que es muy recomendable avisarles si te vas unos días para que estén atentos ante posibles ruidos extraños y, de ser así, que avisen cuanto antes a la Policía. Otro consejo es evitar poner un cartel de 'se alquila' o 'se vende' en las ventanas o balcones y utilizar plataformas en Internet para ello o a través de una inmobiliaria. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento