En el bolso, en un papel, en el bolsillo... ¿Cómo guardar una mascarilla con seguridad mientras no la estés usando?

Un hombre lleva la mascarilla en el brazo en Mérida
Llevar la mascarilla en el codo no es seguro.
AYUNTAMIENTO DE MËRIDA

La mascarilla se ha convertido en un accesorio indispensable para salir a la calle. Desde que comenzaron los rebrotes, su uso se ha extendido y son ya varias las comunidades autónomas que han impuesto la obligatoriedad de utilizarla aunque se pueda mantener la distancia social. Pero, han surgido dudas sobre cómo se debe guardar una mascarilla con seguridad cuando no se utilice. 

Llevar la mascarilla en el codo, como pulsera, meterla en el bolso o envolverla en un pañuelo no es la mejor forma de guardar una mascarilla con seguridad. Para reducir el riesgo de contagio al volver a ponerla conviene seguir las indicaciones que ha dado el Ministerio de Sanidad con un vídeo muy esclarecedor.

El Ministerio de Sanidad ha publicado un vídeo con algunas indicaciones para conocer de qué forma se deben usar las mascarillas. Con el título "Consejos para una correcta manipulación de las mascarillas" en apenas un minutos se dan varias sencillas directrices.

La mascarilla debe llevarse puesta todo el tiempo posible

Los motivos que pueden llevar a guardar una mascarilla deben ser puntuales. El Ministerio de Sanidad deja claro que la mascarilla debe llevarse puesta todo el tiempo, ya que es la única manera de prevenir que se pueda contaminar. Además, dada la obligatoriedad para llevarla en espacios públicos en algunas comunidades autónomas, conviene tocarla lo menos posible.

En aquellos casos en los que sea necesario quitarla para, después, volver a ponerla, siempre hay que lavarse las manos. Por eso, es importante llevar un pequeño bote de gel hidroalcohólico para las situaciones en las que no es posible acceder a un servicio. Este gel se aplicará antes de quitar la mascarilla y de volver a ponerla. Pero, mientras, debe guardarse con seguridad.

Se puede utilizar un sobre que sea nuevo

Los sobres permiten guardar la mascarilla con seguridad cuando esta no se esté utilizando. Sin embargo, debe ser un sobre nuevo que no se haya usado con anterioridad, ya que es fundamental que esté limpio. Tras retirar la mascarilla del sobre (con las manos desinfectadas) se puede volver a utilizar sin problemas.

Los sobres pueden reemplazarse con facilidad en el caso de que se ensucien, se haya introducido la mascarilla sin haber limpiado previamente las manos u otra persona los hayan utilizado. Lo mejor es sustituirlos con frecuencia.

Es posible guardarla en una bolsa de papel o tela

Una bolsa de papel o tela también es un recipiente en el que se puede guardar una mascarilla con seguridad. Sin embargo, al igual que sucede con los sobres, este tipo de bolsas deben estar limpias, es decir, no sirve la bolsa que se utiliza para la compra o para llevar otros productos.

Lo ideal es que la bolsa de papel o tela elegida tenga un uso exclusivo para la mascarilla. Así se reducen las posibilidades de que se contamine y, también, de que pueda contaminar otros productos, algo que es muy importante.

La mascarilla debe estar en un recipiente ventilado

Independientemente de elegir un sobre, una bolsa o cualquier otro recipiente similar para guardar una mascarilla con seguridad, lo fundamental es que permita una correcta ventilación. Por lo tanto, deben descartarse aquellos elementos que sean de plástico

Con todo, el Ministerio de Salud aconseja que se marque el sobre o la bolsa para que siempre se coloque la mascarilla en la misma posición. De esta manera, se previene todavía más el riesgo de que pueda contaminarse.

Colocar la mascarilla sobre la mesa de un bar, sobre las piernas, ponerla de pulsera, guardarla en la mano o situarla en el codo no son opciones seguras. Por eso, los sobres y las bolsas de papel o tela son las mejores alternativas. Además, la mascarilla siempre se debe manipular tocando las cintas y nunca su parte frontal o interna

Mostrar comentarios

Códigos Descuento