La oferta de empleo se ha reducido un 70% desde el estado de alarma

  • Los sectores más perjudicados, hostelería y turismo, consultoría y automoción.
  • En cambio, en empresas de mensajería las vacantes crecieron más de un 150%.
Una mujer ojea ofertas de empleo en un escaparate de una ETT.
Una mujer mira las ofertas de empleo en el escaparate de una ETT.
P. Tosco/Oxfam Intermón

La oferta de empleo en España se ha reducido de media un 70% tras la declaración del estado de alarma por el coronavirus. Es el dato más destacado del Informe Infoempleo Adecco, que ha analizado 1,4 millones de vacantes, más de 400.000 ofertas de empleo y ha encuestado a más de 15.000 empresas y candidatos.

En 2019, la oferta de empleo había experimentado un incremento de un 10,2% con respecto al ejercicio anterior, encadenando con ello siete ejercicios consecutivos de aumentos. Los efectos de la pandemia, sin embargo, se han dejado notar con gran virulencia en nuestro mercado de trabajo.

El 61,3% de las empresas se han acogido a algún ERTE antes de junio

Durante los dos meses posteriores a la entrada en vigor del estado de alarma, el pasado 15 de marzo, la capacidad de las empresas de generar ofertas se redujo un 70%. En concreto, entre el 15 de marzo y el 15 de mayo las empresas publicaron sólo 69.000 ofertas de empleo, en contrastre con las más de 233.000 que se registraron en el mismo periodo de 2019.

Por sectores, los más perjudicados durante estos meses han sido la hostelería y el turismo (-90,2%), consultoría (-87,9%) y las industrias del automóvil (-85,4%) y el metal (-84,6%) así como la distribución mayorista (-84,6%). Por el contrario, en empresas de mensajería las vacantes crecieron más de un 150% interanual.

De hecho, el perfil de repartidor fue el que más ofertas de empleo generó entre el 15 de marzo y el 15 de mayo, con el 5,3% de todas las vacantes publicadas, seguido muy de cerca por el perfil de profesor (5,2%). Con porcentajes inferiores aparecen otras profesiones como agentes de seguros, comerciales, operarios, mozos de almacén, operarios de limpieza, teleoperadores, auxiliares de geriatría, técnicos de mantenimiento y enfermeros.

Crisis, ERTES y teletrabajo

Las repercusiones económicas derivadas de la crisis sanitaria (59,5%), el estado general de la economía (38,7%) y la incertidumbre política (27,3%) son las dificultades a las que más temen las empresas en el actual contexto laboral, un escenario muy diferente del que se vivía en febrero de 2020, cuando sus principales reclamos eran el desajuste entre la oferta de profesionales y las vacantes disponibles (41,5%) y la escasez (35,3%) y retención (27,5%) de talento.

El 35% de las empresas se han visto obligadas a parar por completo

Las empresas españolas consiguen el aprobado en su respuesta a la crisis sanitaria, tanto desde la parte corporativa como en opinión de los trabajadores. Aun así, el 35% de las organizaciones se han visto obligadas a paralizar su actividad por completo durante el estado de alarma, y el 55,6% ha realizado despidos en los últimos tres meses. El más frecuente ha sido el procedente (42,9%).

El 61,3% de las empresas encuestadas se había acogido a algún ERTE antes de junio de 2020. Una cifra que varía enormemente en función del macrosector al que perteneciesen, con construcción (75%), industrial (74,1%) y servicios (61%) entre las principales beneficiarias de la medida. El tipo de ERTE más común ha sido el de suspensión total, solicitado para una parte (43,2%) o el total de la plantilla (29,2%). El 20,3% de los profesionales afectados asegura que las empresas no han cumplido las condiciones pactadas en sus ERTEs.

Excluidas las empresas cuya naturaleza no permite el teletrabajo, el 48,8% asegura que seguirá facilitando el trabajo desde casa en la nueva normalidad. El 42,1% lo hará según las necesidades de la empresa y el 17,4%, siempre que el trabajador quiera. Por el lado de los profesionales, el 83% afirma que le gustaría tener un empleo que les permitiese teletrabajar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento