Antonia Dell'Atte dice que quiere ser la "guía espiritual" de Ana Obregón y que esta debe "decir la verdad para ser libre"

Antonia Dell'Atte, en 'Lazos de sangre'.
Antonia Dell'Atte, en 'Lazos de sangre'.
TVE

Este miércoles, la protagonista de Lazos de sangre fue Antonia Dell'Atte. Sin embargo, hubo alusiones continuas a Ana Obregón y a la reciente muerte de su hijo, Álex Lequio. Esto fue bastante criticado en redes, al igual que ocurrió con el Hormigas Blancas dedicado a la bióloga, por quienes consideraron que aún no era el momento.

Sin embargo, la italiana se mostró muy franca sobre Obregón. Tras vislumbrar las imágenes del momento en el que se fundieron en un abrazo las que fueran enemigas históricas en MasterChef Celebrity, se explayó sobre lo que, a su juicio, ayudaría a la también actriz en estos duros momentos que atraviesa. 

"Ana necesita una ayuda espiritual, y a mí me gustaría ser su guía. Creo que se podría evitar tanto dolor". Además, hizo unas enigmáticas declaraciones sobre algo que, según ella, Obregón debería decir: "La verdad te hace libre, y para no ser siempre víctima hay que decir la verdad. La verdad es cruda, desnuda y duele". 

Aunque Boris Izaguirre, presentador del formato, intentó averiguar a qué se refería exactamente y Dell'Atte decidió no soltar prenda al respecto, los colaboradores apuntan a que hablaba del "perdón" que nunca recibió después de que su por aquel entonces marido, Alessandro Lequio, comenzara una relación con ella. 

Dell'Atte revela que su hijo, Clemente, no fue invitado a la misa por Álex

Antonia también contó que escribió tanto a Ana como a Alessandro con motivo de la muerte del joven sin recibir respuesta, y que los padres no invitaron a Clemente a la misa que tuvo lugar en honor del difunto. Clemente es el hijo que tuvieron la italiana y Alessandro Lequio, y en los últimos años había forjado una gran amistad con su medio hermano, Álex

También explicó que el joven escribió una carta para que fuera leída en el evento, algo que no sucedió. "He llevado el dolor con Clemente, que lo ha vivido como un tiempo malgastado que ya no va a poder recuperar. Con Ana tengo toda mi solidaridad siempre y cuando ella diga la verdad, ella lo sabe. Ella necesita librarse de todo un mundo en el que ha sido víctima de muchas cosas", insistió.

"El abrazo en MasterChef fue para darle mi apoyo y mi solidaridad y no cometer los mismos errores. Fuimos enemigas por una persona manipuladora y viciosa. Se puede enterrar el pasado, pero cada una que asuma su culpa. Uno tiene que redimirse".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento