ETA ha tiroteado este miércoles al empresario Ignacio Uría en la localidad guipuzcoana de Azpeitia, cuando se encontraba en un vehículo tras salir de su empresa constructora Altuna y Uría. La compañía está relacionada con la construcción de la Y vasca, la nueva red ferroviaria de alta velocidad que unirá a Bilbao, San Sebastián y Vitoria y que servirá de enlace entre Madrid y Francia.

ETA considera que el TAV "desestructura" al País Vasco

No es el primer atentado que la banda terrorista ha dirigido contra el futuro Tren de Alta Velocidad Vasco (TAV). En octubre del año pasado, ETA marcó a la Y vasca como uno de sus principales objetivos y durante el mes de noviembre, la Policía descubrió un manual etarra en el que se aportaban instrucciones claras para realizar lo que se conoce como el "ecotaje", justificado a través de argumentos anticapitalistas y de defensa del medio ambiente.

Así, las empresas relacionadas con la Y vasca han estado en el punto de mira de los terroristas. A mediados de agosto, ETA envió un comunicado en el que asumía la autoría de tres atentados realizados entre mayo y junio en las localidades guipuzcoanas de Hernani, Zarautz y Orio contra empresas "implicadas en las obras" del TAV.

Atentados y ataques

En Hernani, ETA atentó el 12 de mayo contra la empresa Amenabar, que sufrió un sabotaje con dos bombas en sus excavadoras. Mientras, el 1 de junio la banda atacó a la misma empresa en Zarautz con otra bomba que hirió a tres personas y provocó numerosos daños materiales. En Orio, ETA atacó a las empresas Fonorte y Acciona. Estos ataques se han ido repitiendo a lo largo del año en otras compañías. La misma Altuna y Uría, donde trabajaba Ignacio Uría, fue saboteada en marzo de 2007 cuando varios de sus vehículos aparecieron con diversos daños.

La izquierda 'abertzale' ha pedido en varias ocasiones a sus militantes que luchen contra las obras del TAV porque "desestructura" al País Vasco y "aumentará la dependencia económica" de la región con España. "Es un proyecto ajeno a los intereses de Euskal Herria", dijo ETA en su comunicado de agosto.