Bosch niega que encubriera el presunto acoso sexual en Exteriores: "Dimití por acciones que yo no perpetré"

El conseller Alfred Bosch
El exconseller Alfred Bosch.
DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS - Archivo

El exconseller de Acción Exterior, Relaciones Institucionales y Transparencia de la Generalitat, Alfred Bosch, ha defendido este miércoles que su dimisión no responde a prácticas denunciables realizadas por él: "Dimití por una cosa que yo no había hecho, dimití por unas acciones que yo no perpetré".

"No me considero de ninguna manera culpable", ha defendido en la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlament este miércoles el exconseller, que dimitió el pasado mes de marzo tras los casos de presunto acoso sexual protagonizados por el que fue su jefe de gabinete, Carles Garcias, cesado en enero.

En su intervención, Bosch ha reconocido que Garcias tenía inclinación y tendencia a tener "broncas" con los trabajadores, además de relaciones humanas difíciles que sometían a la plantilla de la conselleria bajo mucha presión.

"Los hechos de los cuales yo tuve conocimiento, de manera muy clara y contrastada, eran las situaciones laborales, las relaciones de trabajo complicadas, y el trato duro de Garcias con la gente del gabinete y otras personas del departamento", ha admitido.

Sin embargo, ha asegurado que no tenía indicios de presuntos casos de acoso sexual, por lo que no se le puede acusar de encubrir hechos denunciables: "Reconozco fallos en la gestión, pero no reconozco culpa".

"No estuve demasiado atento", ha aceptado el exconseller, que también ha asumido responsabilidad por haber fichado a Garcias y ha asegurado que hizo lo máximo, según él, que se puede hacer a nivel político, que es dimitir. 'RECOLOCAR' AL PRESUNTO AGRESOR COMO DIRECTOR GENERAL

"Recolocar" al presunto agresor

La diputada de Cs Noemí de la Calle le ha reprochado a Bosch que la situación derivada del coronavirus poco después de su dimisión le permitió al exconseller "esquivar la rendición de cuentas con la opinión pública y el control parlamentario".

Por su parte, la socialista Beatriz Silva ha criticado la gestión del exconseller, que "fue incapaz " de activar el protocolo contra el acoso y que intentó 'recolocar' al presunto agresor como director general dentro de la conselleria.

La diputada de los comuns Susanna Segovia ha instado a Bosch a confirmar o desmentir las noticias relativas al caso, y ha advertido de que "su dimisión confirma que la información, seguramente, es cierta".

El diputado de la CUP Carles Riera ha criticado la falta de conciencia de los hechos y el déficit en observación por parte de un responsable político público y ha lamentado la "absoluta impunidad" de Garcias, que, según el 'cupaire', perpetró casos de abuso durante años.

La popular Esperanza García ha puesto en duda que Bosch "no supiera absolutamente nada" y, por otro lado, ha agradecido a los medios de comunicación por haber hecho públicas las informaciones relativas al caso. 

JxCat señala a Aragonès

Por su parte, la republicana Raquel Sans ha asegurado que el error por parte de ERC fue "no haber sido capaces de detectar qué estaba pasando" y ha señalado que las víctimas no llegaron a presentar ninguna denuncia.

Desde JxCat, Aurora Madaula ha advertido de que "ninguna de las informaciones periodísticas ha sido desmentidas por parte del Govern" y también ha culpado de ser conocedor de los hechos desde septiembre de 2019 al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento