Frank Miller: "El estilo ni se finge ni se busca: se tiene"

  • Es el director de 'The Spirit', adaptación del cómic de Eisner.
  • Es el padre de la obra original de '300' y 'Sin City'.
  • La película se estrena en España el 25 de diciembre.
  • Entrevistamos a Eva Mendes, Scarlett Johansson y Paz Vega.
El cineasta Frank Miller, en la presentación de 'The Spirit'.
El cineasta Frank Miller, en la presentación de 'The Spirit'.
REUTERS
¿Cómo se lanzó a este proyecto?

Me ofrecieron escribirlo y dirigirlo, pero tenía dudas. A los tres minutos fui yo el que llamó al productor, prohibiéndole que se lo ofreciese a otro. No hablé nunca con el autor, Will Eisner, del asunto, y dudaba si podría llegar a la altura. Pero después me di cuenta de que Will me hubiese dado un guantazo por ser tan cobarde: era un maestro muy estricto, y no le gustaban nada los cobardes.
No quería a una estrella interpretando a Spirit: quería que el público viese al personaje, no al actor"
¿Tuvo los actores que quería?

El casting es un proceso complejo. Sólo tenía claro que quería a Samuel L. Jackson, para el resto de papeles tenía varios actores en mente. Pude conseguir a unos, a otros no. El mayor misterio era quién sería Spirit: dejé claro que no quería una estrella. Quería que el público viese a Spirit, no a un actor, como cuando buscaban a Escarlata en
Lo que el viento se llevó. Finalmente, llegó Gabriel Match. Aportó algo que no muchos actores aportan: hombría.
300 era un sueño para los gays... ¿lo es The Spirit, con este reparto, para los heterosexuales?
300 es una película de guerra que habla sobre héroes. Spirit es una película de crímenes que habla sobre un héroe. Los héroes siempre están presentes en mis historias. Pero si los tíos buenos que salían en
300 le alegraban la vista a alguien, ¡encantado!
Con The Spirit quería hablar de hombres cabales, de caballeros"
¿Qué pretendía con la película, acercar el cómic a los más jóvenes o inventar algo nuevo?

Nunca pienso en hacer cosas determinadas para un público específico. Quería ser fiel al cómic original, que desde luego no es para niños. Con
300 buscaba la épica clásica, el héroe eterno, dar vida a una historia que ya era asombrosa, pero haciéndolo como uno lo hace junto a una hoguera: cuentas la verdad, pero no la realidad. Con
The Spirit quería otra cosa: hablar de hombres cabales, de caballeros, de ese tipo de héroes que se han ido perdiendo.
¿Tiene su cine un sello inconfudible?

Soy quien soy. Creo que el estilo de uno es producto de cómo ve el mundo, de lo que piensa, de cómo siente las cosas. No es algo que se finge ni que se persigue, sino que símplemente se tiene.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento