Los acusados en el juicio a la Mesa del Parlament critican que el Supremo revoque la semi-libertad a Forcadell

Acusados en el juicio de la Mesa del Parlament del 2017 en el TSJC, Lluís Corominas, Anna Simó, Ramona Barrufet, Lluís Guinó y Mireia Boya.
Acusados en el juicio de la Mesa del Parlament del 2017 en el TSJC, Lluís Corominas, Anna Simó, Ramona Barrufet, Lluís Guinó y Mireia Boya.
ACN

Los exmiembros de la Mesa del Parlament Anna Simó (ERC), Ramona Barrufet, Lluís Corominas y Lluís Guinó (JxSí), y la exdiputada de la CUP Mireia Boya, acusados de un presunto delito continuado de desobediencia, han expresado este viernes su rechazo a la decisión del Tribunal Supremo (TS) de revocar la aplicación del artículo 100.2 del Reglamento Penitenciario a la expresidenta de la Cámara Carme Forcadell.

Lo han hecho en declaraciones a los periodistas a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), antes de empezar la tercera jornada del juicio en el que la Fiscalía pide para ellos una pena de 20 meses de inhabilitación, acompañados del conseller de Acción Exterior, Bernat Solé, y la portavoz de ERC, Marta Vilalta, entre otros.

"Fuimos su equipo y seguimos siendo su equipo", ha dicho Corominas, ya que los exmiembros de la Mesa juzgados esta semana ocuparon el cargo coincidiendo con la presidencia de Forcadell.

Sobre la decisión del Supremo al declararse competente para resolver sobre la aplicación del 100.2 a Forcadell, Corominas ha criticado: "Parece que se haya declarado competente para perseguir las vidas de nuestros compañeros".

"Derecho vengativo" para los independentistas

Anna Simó ha asegurado que la decisión del Alto Tribunal evidencia que a los independentistas se les está "aplicando un derecho vengativo, un derecho ad hoc", y ha criticado el cambio de jurisprudencia en mitad del proceso.

"No podemos estar callados ante este atropello de los derechos de las personas", y ha pedido no callar ante esta situación.

Ramona Barrufet ha criticado que "la mala fe, la venganza, el escarnio, son palabras que socialmente ya no deberían de existir" y que ha atribuido a la actuación del Supremo.

"Si además estas palabras y estos hechos vienen de la Justicia, la situación se vuelve muy precaria, pasa lo que está pasando", y ha añadido que judicializar la política lleva a un sistema perverso.

Lluís Guinó ha reivindicado "que definitivamente las cuestiones políticas se diluciden donde toca, que es básicamente en los parlamentos y los espacios de diálogo" y no judicializar el debate político.

"Reclamos que pare absolutamente la represión, que pare de forma definitiva, no solo en nuestro caso" y se ha referido a todos los independentistas enjuiciados, además de a Forcadell.

Tercer juicio por el 'procés'

La exdiputada de la CUP Mireia Boya ha recordado que el de esta semana es el tercer juicio por el proceso soberanista -después del juicio a los líderes del 1-O en el Supremo y a la cúpula de Mossos d'Esquadra en la Audiencia Nacional-, y ha advertido de que "vendrán muchos más".

"Ante este ensañamiento por parte del Supremo, que no entiende de leyes ni legalidad, solo de venganza, lo único que podemos hacer es persistir", ha dicho Boya, que también ha recordado a las exdiputadas Anna Gabriel y Marta Rovira así como a los manifestantes enjuiciados por las protestas tras conocerse la sentencia a los líderes soberanistas.

¡Últimos días para participar en los Premios 20Blogs!INSCRÍBETE AHORA
Mostrar comentarios

Códigos Descuento