Hasta 2.433 autónomos han echado el cierre a sus pequeños o medianos negocios en los diez primeros meses de este año en Aragón y de media, ocho empresas dejan de trabajar cada día en la Comunidad, desde mercerías de toda la vida o tiendas de moda a fontaneros por cuenta propia según datos de la Unión de Pequeños Trabajadores Autónomos, Upta, y del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Para frenar este descenso el Gobierno de Aragón ayudará a que los desempleados creen nuevas empresas proporcionando un aval a los candidatos según su perfil y sus dificultades para acceder al mercado de trabajo.

El comercio de cercanía es el sector más castigado, pero afecta a también a las empresas que dependen de General Motors, a pintores o electricistas

Los parados en general dispondrán de una ayuda de hasta 5.000 euros, las mujeres, de hasta 7.000 y quienes sufran algunadiscapacidad accederán a un máximo de 8.000 euros. Las ayudas no serán directas, sino que rebajarán hasta cuatro puntos el interés al que el banco conceda el crédito para poner en marcha la nueva empresa.

"La situación es alarmante. Si todos los autónomos de Aragón fuéramos una sola empresa, habríamos hecho un Expediente de Regulación de Empleo de 2.433 personas", asegura César García, secretario de Upta en Aragón. Además, cada pequeño negocio arrastra una media de cuatro empleos que dependen de él.

Por eso los autónomos reclaman que se les ayude, ya que cuando cierran sus negocios, acaban con deudas y sin derecho a paro. "Es el pequeño empresario el que genera empleo, por lo que necesitaríamos que se redujeran los impuestos de un 12 a un 14% hasta que la crisis se vaya diluyendo" subraya Roberto Laguna, gerente de la Asociación Regional de Autónomos.

A pesar de la crisis, hay quien abre nuevos negocios. Sólo la Asociación Aragonesa de Sociedades Laborales ha ayudado a crear 22 empresas este año, desde comercios hasta caldererías.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE TU CIUDAD