Vecinos impiden un desalojo en la calle Robador de Barcelona.
Vecinos impiden un desalojo en la calle Robador de Barcelona. ACN

Como si fuera Fuenteovejunta , todos han ido a una. Cerca de 20 vecinos han impedido el paso al secretario judicial, que iba a entregar una orden de desahucio al último inquilino del número 29 de la calle Robador del barcelonés barrio del Raval.

Los vecinos denuncian que los dueños de la finca se han negado a hacer tratos con el inquilino

Todos ellos, de la coordinadora Contra l'Especulació del Raval y del Taller contra la Violència Immobiliària Urbanística, se han parapetado con pancartas delante de la puerta del inmueble desde primera hora de la mañana. Desde las tres de la tarde, están haciendo turnos de guardia, a la espera que la orden se anule.

Su objetivo, impedir que entreguen una orden de desahucio a Manel González, quien, según han explicado los vecinos, está muy delicado estado de salud.

Los vecinos han asegurado que los propietarios de la finca no han querido hacer ningún trato con González. Por su parte, el distrito de Ciutat Vella le ha ofrecido un piso que este ha tenido que aceptar porque "no le quedaba más alternativa".

'Mobbing' inmobiliario

A pesar de todo, aseguran, la nueva vivienda no se ha concretado y, hasta que se la entreguen, el hombre deberá buscarse una vivienda temporal.

Precisamente, los habitantes del número 29 de la calle Robadors fueron de los primeros de Barcelona al denunciar un caso de acoso inmobiliario. Durante años sufrieron cortes de luz y agua, la degradación de la finca, amenazas verbales y por burofax...

Si hoy lunes no se concreta la orden judicial, tendrá que fijarse otra fecha.