El cobrador del Frac, a la caza de Chelo García-Cortés para que pague una deuda pendiente de 2,5 euros

  • La colaboradora de 'Sálvame' debe al restaurante La Muralla una cantidad ínfima. 
Chelo García-Cortés, en 'La última cena'.
Chelo García-Cortés, en 'La última cena'.
MEDIASET

Cada día Sálvame consigue sorprender a la audiencia con sus inusuales historias, muchas veces protagonizadas por sus colaboradores. Este jueves le ha tocado a Chelo García-Cortés ser la protagonista de una de estas historias que tanto juego dan al espacio. 

Cuando Chelo García-Cortés ha llegado a los estudios de Mediasetle estaba esperando ni más ni menos que el cobrador del Frac. El personaje acudía a las instalaciones de la cadena para cobrar una deuda de 2,5 euros, que la colaboradora mantiene con el bar La Muralla. 

La periodista, que habría acudido al local junto a Antonio David Flores, no habría pagado la cuenta según contó Kiko Matamoros el pasado viernes en directo. "Esta señora se hizo un simpa por toda la cara", acusaba el colaborador mientras García-Cortés se defendía alegando que había pagado con un cheque restaurante de 9 euros. 

El disgusto de Chelo

A pesar de las explicaciones de la colaboradora, el cobrador del Frac no se ha apartado ni un instante de ella durante la emisión. Tal ha sido la presión que finalmente, la colaboradora no ha podido contener las lágrimas y ha comenzado a llorar en pleno directo. 

María Patiño ha salido en defensa de la colaboradora del programa que ha confesado que a García-Cortés le da mucha vergüenza que la audiencia piense que es una morosa. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento