La Audiencia de Alicante ha condenado a cinco años y cuatro meses de prisión a un hombre acusado de un delito contra la salud pública, después de que éste fuera interceptado por la Guardia Civil con más de dos kilos de cocaína ocultos en su vehículo en el recinto aduanero del puerto de Dénia.

La sentencia, hecha pública hoy, también le condena al pago de una multa de 150.000 euros, que es el precio que la sustancia intervenida hubiera alcanzado en el mercado.

El juez considera hechos probados que, durante la tarde del 31 de marzo de 2007, el acusado, M.R.T., de 36 años y nacionalidad colombiana, fue interceptado por los agentes del Instituto Armado del recinto aduanero del puerto de Denia "al levantar sospechas".

Tras registrar al acusado y el vehículo que conducía, la Guardia Civil encontró más de dos kilos de cocaína, de una pureza del 37,19 por ciento, la cual iba a ser destinada al tráfico ilícito.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ALICANTE