Mitos sobre la limpieza del coche: ¿cuáles son verdaderos y cuáles falsos?

Limpiar el coche no es una tarea sencilla.
Limpiar el coche no es una tarea sencilla.
Freepik

La limpieza del coche es todo un arte. Un vehículo limpio es resultado de la suma de unos buenos productos, una buena técnica y mucho cuidado en el orden del proceso. Además, un automóvil perfectamente higienizado, seguramente, tendrá una vida más larga. 

Pero, como en todo, hay muchísimos mitos que rodean el arte de limpiar, pulir y desinfectar un coche, tanto de los productos como de los procedimientos utilizados. Para evitar equivocarse o incluso dañar la carrocería, es mejor saber cuáles de estas teorías son ciertas y cuáles, falsas. 

1. La lluvia limpia

Falso. La lluvia puede dejar marcas de gotas en la pintura y, a veces, las tormentas son de barro, por lo que pueden ensuciar más el vehículo de lo que ya estaba.

2. La policía no para a los coches limpios

Falso. Existe la sensación generalizada de que los coches sucios, viejos o 'macarras' son más susceptibles de ser parados, pero no es una característica perseguida. Eso sí, si te pasas de suciedad, puede ser que recibas una multa por considerarse peligroso para la seguridad vial. 

3. Los coches limpios corren más

Falso. Depende de qué componentes estén en perfecto estado puede ser que la vida del vehículo sea más larga, pero la velocidad y aceleración que alcance dependerá de su mecánica y su motor. 

4. No hay que usar lavavajillas

Verdadero. Este tipo de productos pueden dañar la pintura y secar las partes de goma, por lo que es un detergente nocivo para los vehículos. Mejor utilizar productos específicos para el coche. 

5. No hay que lavar el motor con agua

Medio y medio. Lavar el motor es un proceso delicado que, en caso de hacerlo mal, puede tener consecuencias muy perjudiciales para el vehículo. Habrá que consultarlo siempre con un mecánico de confianza.

6. La suciedad protege la pintura

¡Falso! A no ser que quieras estropear el color y rayar la superficie del coche, deberás limpiar la suciedad para evitar este tipo de desperfectos. Así también detendrás los procesos de corrosión de la chapa. 

7. El lavado a presión también sirve para el interior

Falso. El interior de un vehículo y sus materiales no están fabricados para soportar los lavados a presión. Si lo pruebas, puede ser que entre agua por donde no debe y te quedes sin coche. Mejor hacerlo bien. 

8. Aplicar una capa de cera protege el vehículo

Cierto. Una vez lavado (o mientras si se escoge un producto dos en uno), dar una capa de cera al coche creará una película protectora que mantendrá la pintura en buen estado y la chapa limpia más tiempo.

9. Dejar secar el coche al sol

Falso. Una vez enjuagado el jabón hay que secar la superficie del vehículo con una bayeta suave de microfibra. Dejarlo secar al sol puede provocar la aparición de manchas en la carrocería.

10. No hay que lavar un coche nuevo

Falso. Esta teoría funcionaba con los coches más antiguos, que se entregaban con una capa de laca que debía secarse. Hoy en día, puedes lavar tu coche nuevo las veces que quieras y cuando quieras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento