Las montañas de expedientes en la Xerencia de Urbanismo podría estar a punto de derrumbarse. El concejal del departamento, José Mariño, manifestó la intención de que «a finales del año que viene esperamos tenerlo todo al día».

Los buenos propósitos deberán acompañarse de un gran esfuerzo porque ahora mismo, sólo en infracciones hay cerca de 8.000 expedientes atascados. El colapso es mayor si se suman las licencias de obra y las inspecciones de edificios, entre otros trámites. Ahora sólo hay 90 técnicos.

Para poner fin a esta situación Urbanismo contará con 45 funcionarios más en 2009. Ocho de ellos se corresponden con las plazas convocadas para este año y que se decidirán en las pruebas que se harán este mismo mes.  

La Oficina de Vivienda, que debía estar en marcha desde el pasado mes de enero, cuenta desde hace tres meses con dos personas que que están diseñando en qué consistirá. El concejal calcula abrirla «en las próximas semanas» e incorporar seis empleados más.

Las reformas en la Xerencia ya han comenzado para acoger a funcionarios y papeleo. Se ha aprovechado espacio de pasillos y salas inutilizadas para ubicar a todo el personal. Las obras continuarán en 2009 con 320.000 euros. Mariño descarta de momento cambiar la ubicación de su departamento: «más adelante veremos si hay que poner alguna oficina en otro sitio».

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO