El temor a contagiarse provoca que por primera vez se pague más con tarjeta que con efectivo al hacer la compra

  • Si antes de la crisis sanitaria se pagaba al contado en seis de cada diez ocasiones de compra, ahora son en el 45% de las veces frente al 54% del “plástico”, según la consultora Nielsen.
Cajera de un supermercado recibiendo el dinero usando guantes.
Cajera de un supermercado recibiendo el dinero usando guantes.
EFE

El temor al contagio de coronavirus ha provocado un cambio en el medio de pago habitual para abonar la cesta de la compra. Por primera vez vez, la tarjeta bancaria ha adelantado al pago con dinero en efectivo (billetes y monedas), según la consultora Nielsen. 

Si antes de la crisis sanitaria, se pagaba al contado en el 61,2% de las ocasiones, ahora son en el 45,5% (según los datos del acumulado entre marzo y mayo). Por el contrario, el pago con “plástico” (tarjetas bancarias) ha aumentado del 38,5% al 54,1%.

Según ha explicado a 20minutos  Ángeles Zabaleta, Sales Director de Nielsen España, con las tarjetas de crédito "hay mayor sensación de seguridad". Sin embargo, agrega, "hay que tener en cuenta también el aumento de compras más grandes, que eran las que ya históricamente tenían más peso del pago con tarjeta".

La experta de la consultora subraya en este sentido que "a partir de ciertas cuantías de ticket, ya optamos por la tarjeta desde hace tiempo". 

Menos frecuencia de compra pero más grandes

En compras pequeñas, en cambio, "entra más en juego el dinero físico", recalca Zabateta. "Y lo que ha pasado con la pandemia es que hemos reducido al mínimo las visitas a los establecimientos, pero salimos con el carrito hasta los topes", indica.

Este cambio de tendencia de los consumidores españoles responde a los efectos que la pandemia dejó en el consumidor y en sus hábitos durante el Estado de Alarma, siendo uno de los más importantes la caída en visitas al establecimiento (-13%) y el aumento del ticket de compra (+20%) en el periodo analizado, según Nielsen. 

Una hombre haciendo la compra en un supermercado Mercadona
Una hombre haciendo la compra en un supermercado Mercadona
Marta Fernández - Europa Press - Archivo

A un ritmo de visitas a la tienda propio de agosto con compras más propias de la Navidad, el consumidor optó por pagar más con tarjeta.

Recomendación sanitaria de no manejar dinero en efectivo

A la reducción del uso de monedas y billetes, que circulan más de mano en mano, también contribuyó las recomendaciones sanitarias de no manejarlo. Incluso, afectó la disminución de visitas al cajero automático que, si bien era una actividad permitida incluso en los días más restrictivos del confinamiento, el miedo a la Covid-19 propició menos salidas al banco y tener que tirar del plástico para la compra de productos esenciales.

Dos de cada tres euros de gasto de la compra requirieron de un PIN

En cuanto al gasto en las operaciones al contado o con tarjeta, ya en periodo precovid eran más cuantiosas las segundas, al representar el 54% del gasto, frente al 45% del efectivo; pero con la pandemia el ‘gap’ aumentó hasta los 34 puntos de diferencia, de tal modo que dos de cada tres euros que se gastan en hacer la compra requirieron de un PIN y solo uno de cada tres de abrir la cartera, destacan las fuentes de Nielsen.

Mayores de 65 años, predominio del dinero en efectivo

Por razones culturales y de costumbres, las personas más habituadas a usar la tarjeta son más jóvenes, hasta 50 años, explica Ángeles Zabaleta. "En cambio, a partir de 65 años sigue siendo mayoritario el uso del efectivo", recalca.

"No obstante, con la crisis sanitaria, muchas personas mayores han cambiado el chip y se han pasado al “plástico”. En concreto, ha crecido en 13 puntos el porcentaje de pagos con tarjeta por parte de esta población", concluye.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento